Inicio » Cocina » Equipo

¿Cómo preparar el mejor asado para el Día del Padre?

Ideas y variantes paras disfrutar de un clásico en este importante día.

Reconozcámoslo. Los hombres somos bastante básicos.  A la mayoría de los hombres nos gustan las cosas bastante simples, nada de complicaciones. Debido a ello también nuestros gustos están bastante acotados. Y con la gran mayoría de los papás  les sucede lo mismo, dependiendo de la variación de la edad, eso sí, los gustos cambian. Uno de mayor edad preferirá quizás música y un buen libro. Otro en sus  cincuenta y tantos  a lo mejor tiene tendencia por los buenos vinos o licores. Y uno más joven (como los del grupo de mis amigos que son padres) enloquecen con los gadgets tecnológicos como un SmartPhone o una Tablet.

Pero como todo tiempo pasado fue mejor, años atrás en el Día del Padre la simpleza era aun mayor. Se celebraba con un asado. Quizás uno que otro regalo, pero lo principal era la reunión de la familia, hijos, padres, abuelos, orquestados frente a una parrilla, dando sus opiniones mientras hijas, mamás y abuelas suspiraban  mirando a ese grupo que hacia regresiones paleolíticas  mientras arreglaban la mesa y programaban la logística de esa comida (que gracias a ellas funcionaba).

Foto: Guioteca

El asado es un clásico y qué mejor que prepararlo para el Día del Padre.

Y siendo un asado una muy buena opción para el Día del Padre, nos da también  la chance de regalar para la ocasión, como por ejemplo  una parrilla (eléctrica, gas o a carbón), juegos de utensilios para asados, vinos, set de descorchadores,  y juegos de  sobremesa, como un set de vaso de cacho y sus dados (ideal para un grupo de hombre luego de asado).

Y aquí algunos consejos para hacer un buen asado como corresponde:

El carbón, de espino. Demora en prender, pero después dura más. Una bolsa de 2,5 k. de carbón de espino dura aproximadamente 1 hora y media de fuego estable. Calcule acorde a  el grosor de las carnes, el tamaño de la parrilla y el número de comensales.

La carne, depende de los gustos principalmente, pollo, cerdo, interiores, pavo (sí, PAVO) son opciones al vacuno. Pero si no se moverá del vacuno, olvídese del lomo o el filete. Además de ser caras hay mejores opciones por ese precio, como un asado de tira de selección o unas inolvidables entrañas. A precios razonables tenemos como opción  huachalomo, punta picana, sobrecostillas, abastero, tapabarriga, o asado carnicero. En el supermercado gringo (todos sabemos cuál es y la publicidad no es  gratis) venden cortes americanos de primera calidad y además longanizas de Chillán que, aseguro, son de primerísima calidad.

El aliño, en el caso del vacuno, no existe. Sal gruesa una vez que ya está completamente sellada. Al cerdo orégano, ajo y ají, si es costillar. Si es pulpa u otro corte, ajo y romero u otras hierbas. Para el pollo mostaza, orégano y harta pimienta.

A veces en los asados hay unos entes demacrados y con cara de pocos amigos y odiando al mundo. no se asuste que no son zombies ni nazis golpeadores. Son vegetarianos y están de mal humor porque sienten que los asados no son lo suyo y se creen marginados.

Pero no es así , la parrilla es generosa y no vive solo de carnes. Berenjenas, puerros, morrones, cebollas, etc. Se pueden poner directamente al fuego, previamente untados con aceite de oliva, o envolver en papel alusa foil (papel aluminio). Luego armar  una ensalada con todo mezclado, con harto aceite de oliva, buen vinagre, sal y pimienta o merkén.

Más sobre Cocina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X