Inicio » Cocina »

Las berenjenas y su injusta reputación

Muchas veces en torno a esta verdura maravillosa, brillante, de piel lisa, tersa y de color morado intenso existen muchos prejuicios que sería bueno destruir de una buena vez!

Guía de: Cocina

Berenjenas

Foto: AP

Las berenjenas son parte de la dieta mediterránea.

Como característica, la carne de las berenjenas es más bien esponjosa, con alto contenido de agua, la que al tener contacto con el medio ambiente, produce una oxidación de su parte comestible, es decir, cuando se pone oscura. Este sabor amargo muchos lo eliminan disponiendo láminas de berenjenas con abundante sal, la que producirá una extracción del líquido eliminando su amargor.

Muchos podrán estar preguntándose ¿Cómo las puedo preparar? , bueno, para eso estamos: Les cuento que tradicionalmente en muchas partes del mundo las berenjenas son parte de la dieta mediterránea. Por ejemplo, los españoles hacen, una selección de vegetales cocidos al horno en abundante aceite de oliva y finas hierbas, lo que se denomina verduras escalibadas.

En Italia se puede encontrar la caponnata, guiso a base de verduras mezclada con berenjenas previamente fritas. Los griegos elaboran la Mousaka, lasagna de vegetales a la que se reemplaza la masa de pasta (fideos) por láminas fritas y delgadas de berenjenas.

En el caso de la cocina árabe, éstas son utilizadas siendo rellenas por la clásica receta de arroz y carne molida y los franceses realizan un guiso elaborado por largo tiempo con vegetales como tomates, zapallos italianos, pimientos,  berenjenas y finas hierbas, denominado Ratatouille.

Caviar de berenjenas

Como idea puedo ofrecer como receta el caviar de berenjenas. Este nombre es por la similitud de sus semillas con los preciados huevos de esturión.

Para esta receta debe cortar las berenjenas a lo largo, hacer unos cortes en forma cuadriculada en su carne, es decir, con la punta del cuchillo, haga corte como si fuese a jugar al gato sobre la carne de ésta. Agregue abundante sal, aceite de oliva y finas hierbas a su gusto, dispóngalas en una budinera o bandeja y luego lleve al horno a una temperatura media, hasta que su piel y pulpa cambie de color con tonalidad café claro.

Caviar berenjenas

Foto: El Mercurio

En la foto, una de las recetas de caviar de berenjena,

Después, con la ayuda de un tenedor puede raspar y disponer toda la parte comestible en un frasco. Adicione abundante aceite de oliva hasta cubrir la totalidad de la mezcla de berenjenas y consérvela en el refrigerador.

Podrá utilizarla como pasta para pancitos de cóctel, como relleno de pastas, salsa de espaguetis, relleno de empanadas y pizzas, en fin,… la creatividad para ocuparlas es trabajo vuestro.

Siempre cocidas

Ahora, si gusta de las berenjenas más naturales, es recomendable comerlas siempre cocidas. Si las come crudas no son tóxicas como se cree, pero son de muy buen sabor una vez cocidas. Ahora, si las corta con cáscara en tiras delgadas (juliana) y las mezcla con una bandeja  de verduras para chap sui que venden en el supermercado, agregándole salsa de soya, semillas de sésamo y un poquito de jengibre en polvo, podrá obtener un muy buen salteado de vegetales al estilo oriental.

¿Quién dijo que las berenjenas eran malas?, el problema no son las berenjenas, sino las personas que no conocen las características de este precioso vegetal, pero para eso estamos, para demostrar que el dicho lo podemos cambiar y decir “esto es más noble que una berenjena”.

Más sobre Cocina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X