Inicio » Colo Colo » Equipo

¿Cuál es el Colo-Colo de Cagna?

El equipo se bifurca entre uno capaz de apabullar y otro al que se le secan las ideas cuando las cosas no le salen.

Para hablar sobre la situación actual de Colo-Colo, una de las preguntas que hay que hacerse es la del título a esta entrada. Porque el camino de Diego Cagna ha sido de dulce y agraz, dejando dudas sobre si el equipo que se ha visto es uno u otro.

Diego Cagna

Foto: Lun

Cagna ha celebrado, pero aún no encuentra un esquema definido para el equipo albo.

¿Es el equipo aquel que apabulló casi sin despeinarse al débil Unión San Felipe por 5-2, o bien es aquel sin ideas cuando las cosas empiezan a no salir como el del 1-2 con Cobreloa? ¿Es el equipo ofensivo que tiene a Miralles cerca de la cima de los goleadores del Torneo Oficial, o es el irreconocible elenco -con ciertas bajas, es cierto- que no pudo superar a Curicó en Copa Chile?

Si hay algo se agradece como hincha es que se ve una propuesta ofensiva. Comparado con Hugo Tocalli, uno siente que ahora sí se busca más el arco rival.

Pero el problema es el balance. Porque Colo-Colo ha jugado muy bien frente a equipos que no lo presionan, pero cuando aparece un equipo que sale de igual a igual (como Universidad de Concepción), entonces se ven las falencias.

Porque pese a todo lo bueno, da la idea que el esquema de Cagna, si no funciona de entrada, no tiene soluciones para arreglar en el camino.

En el arco, ante la lesión de Francisco Prieto se prefirió a Raúl Olivares, que recién se está fogueando. Debe cometer varios errores antes de consagrarse y, especialmente, debe mejorar su juego con los pies. Pero si le pasa algo a Olivares (como una expulsión), ¿estará Veloso con el ánimo y el fútbol en el cuerpo para responder?

En el mediocampo, se ha poblado de jugadores hábiles (Millar, Torres, Wilchez), confiando en la dupla Sanhueza – Meléndez a la hora de cortar. Pero ya se vio frente a Cobreloa: tuvo que salir Meléndez por lesión, y el esquema y solidez se vinieron abajo todo el segundo tiempo.

Colo Colo

Foto: LUN

Colo Colo entra en preocupantes lagunas cuando pierde a jugadores clave, como Millar o Meléndez.

Sin contar que ante cualquier emergencia, ni Torres, Millar o Wilchez pueden tomar faenas defensivas. Y si se busca que los hombres por las bandas suban de forma constante (Fuenzalida, Cereceda o Quiroga), ante algún problema la respuesta del equipo ha sido el desorden generalizado.

Y en ataque, es cierto que ser ofensivo no se mide en número de delanteros y que jugar con un solo hombre en punta es lo que hacen muchos clubes, pero de esa manera cuando las cosas no le salen a Miralles, se le facilitan a los rivales, dejando además en la banca a hombres que o bien siguen con pocos minutos para acomodarse al sistema (como Cámpora), o quienes ya han manifestado su desagrado pese a su calidad (como Paredes… a todo esto, ¿la única respuesta que tiene Cagna si le preguntan que un jugador quiere irse es “Que se vaya”…?).

Me gusta lo que intenta Colo-Colo, le agradezco que siga preocupándose por el buen trato al balón, sobre todo que vaya al frente…

Pero lo malo es que el fútbol son resultados.

Y para eso hay que pensar en qué pasa si lo que se planeó no resulta.

Cuando se responda eso de forma acertada, Cagna habrá formado de verdad un equipo.

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X