Colo Colo actual o Cómo faltarle el respeto al hincha

La derrota frente a Universidad de Concepción y la salida de Diego Cagna como técnico, fueron sólo el desenlace de una semana llena de errores y donde lo último que importó fueron los hinchas.

Guía de: Colo Colo

¿Quiere faltarle el respeto a su hinchada o seguidores? Pregúntele a Blanco y Negro y a Colo Colo. Ellos tienen la fórmula perfecta para humillar en una semana a su capital más importante.

Parta con una derrota donde el mejor jugador de campo (Esteban Paredes) salga diciendo: “No sabemos a qué jugamos”. Y frente a eso, que ni el técnico ni el dirigente principal muestren un mínimo de autocrítica.

Cómo faltarle el respeto al hincha

Foto: Photosport

El alto costo de las entradas y el pésimo horario de los partidos ayudan a que el hincha no quiera ir al estadio.

Después, cuando la hinchada de Colo Colo se preocupa del presente, haga que sus jugadores y cuerpo técnico se distiendan en un asado. Uno entiende la necesidad de botar tensiones frente a un momento complicado, pero frente a lo sucedido el asunto pareció un chiste de muy mal gusto. Incluso, ¿no podrían haberlo hecho de forma más privada y no en el mismo estadio? Si uno esperaba más trabajo y mano dura para salir del pozo, esto era una muestra que no estaba en los planes inmediatos.

Pero como el equipo anda mal y usted desea empeorar la situación, fije un precio de entradas alto y ridículo para el espectáculo que se ve en el presente. La entrada más barata, a menos que compre un abono (que ni siquiera es por todo el año… ¿por qué no venden asientos anuales?), cuesta $5.000 en preventa y $6.000 el mismo día del partido. Un ejercicio rápido: si una persona va sola al estadio, entre la entrada, transporte y comida debe contar con $10.000. ¿Y si quiere ir con su hijo o familia? Parece que la idea de Blanco y Negro es que la gente contrate CDF…

Como además usted no tiene idea de cómo funciona el mundo, porque no ha sido jamás hincha de verdad, apoye un horario totalmente inadecuado para que la gente vaya incluso en verano: sábado a las 21:00. Un partido que termina cerca de las 23:00, cuando la locomoción ya no pasa con tanta frecuencia (menos con los peligros afines a los delincuentes disfrazados de hinchas que van al estadio), cuando el Metro está cerca de cerrar o cuando ya no tiene todas las combinaciones tan expeditas, etc. Es decir, parece que usted está empecinado en que la gente lo piense mil veces antes de ir al Monumental a ver a Colo Colo. ¿Resultado? Menos de 7.000 personas controladas.

Y para mejor, entregue una explicación a todas luces risible: que el aumento en el precio de entradas es para mejorar seguridad y más boleterías… uff…  Si cualquier mejora se traspasara al precio de entradas…

Antes eso, usted ha logrado que grupos de hinchas llamen a no asistir al estadio e incluso algunos de ellos protestan el mismo día del encuentro en la puerta de entrada.

Pero como desea que la gracia sea “completa”, en la misma semana se informa la posibilidad que el único punto ganado por Colo Colo sea quitado ante la mala inscripción de un jugador, dejando en la incertidumbre la tabla de posiciones y el rendimiento.

Cómo faltarle el respeto al hincha

Foto: El Mercurio

Con derrota contra Universidad de Concepción, este Colo Colo ya está en la historia como uno de los peores planteles albos de todos los tiempos.

Como desenlace final, el mismo técnico que perdió un campeonato casi ganado, que nunca mostró una idea de juego y que se ratificó sin ninguna razón para este 2011, entrega su “joya” final: histórica derrota de 1-5 en el Monumental frente a Universidad de Concepción, con un equipo desordenado, sin estado físico, con dos expulsados, con lentitud en la defensa y una humillación de aquellas. Con eso, Colo Colo cierra su peor inicio en torneos nacionales desde 1970 (donde también el técnico se fue a la tercera fecha).

Al día siguiente, el técnico Diego Cagna renuncia ya que la dirigencia no hizo lo que debía: despedirlo.

Y ahora, se barajan una serie de nombres como sucesor, donde no hay ninguna conexión entre los candidatos posibles. Es decir, se siguen haciendo las cosas a tontas y a locas, sin tener una idea de lo que se quiere. ¿O usted encuentra en el pasado alguna relación entre Dabrowski, Borghi, Astengo, Barticciotto, Tocalli y Cagna?

La hinchada de Colo Colo ya ha visto de todo esta semana y no se puede estar más abajo. Si la idea era reírse, felicitaciones por el objetivo conseguido.

Pero quiero pensar que ese no era el fin del asunto. Y ahora más que nunca, necesitamos que todos estemos para el mismo lado: jugadores, técnico, dirigentes y lo más importante que tiene el club, sus hinchas. No lo olviden, Blanco y Negro.

Y además, si alguien debe pagar son responsables de decisiones, no la gente que paga para ver el producto de ellas.

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X