Inicio » Colo Colo » Equipo

Colo Colo vs. Santos: ahora sí te creo, “Tolo”

Tras las dudas sobre un equipo que especulaba y que jugaba feo para mantener el resultado, el debut por Libertadores en el Monumental mostró un grupo que cambió radicalmente desde inicios de año. Obra y gracia de Américo Gallego.

Se jugaban los últimos descuentos del partido. De repente, un defensa de Santos se va por la banda izquierda y pasa muy cerca de la banca de Colo Colo. Entonces, desde fuera de la cancha, Américo Rubén Gallego movió aparatosamente una pierna para tratar de desconcentrar al rival. Ahí, uno se da cuenta que el técnico se las sabe por libro.

Colo Colo

Foto; José Alvújar, El Mercurio

Américo Rubén Gallego demostró ante Santos que se las sabe por libro.

Lo relatado como anécdota es para ejemplificar que por fin Colo Colo tiene un técnico preocupado, con ciertas mañas, pero que ha logrado algo increíble: con los mismos jugadores que tenía Diego Cagna este equipo es otra cosa, y que cuando quiere  jugar hacia adelante lo hace interesante y con expectativas de lograr cosas mayores.

Porque los últimos partidos no fueron gratos. Luego de ganar a Táchira, vino la apretada victoria sobre Unión Española (con Miralles expulsado) y el meritorio 2-0 sobre Unión La Calera, en ambos encuentros no convenciendo y jugando de forma resultadista. Pero se había ganado y para un equipo que había estado último en la tabla era forma de ganar confianza.

Ayer, contra Santos esa confianza dio sus frutos, con jugadores que rindieron muchísimo más de lo que se esperaba a de ellos, e incluso superando el gol en contra antes de los cinco minutos. Por todo eso, el triunfo por Copa Libertadores 2011 sobre Santos hizo que por fin uno pudiera ver a un Colo Colo más suelto.

El partido fue complicado y el 3-2 es el mejor ejemplo de ello. De partida, con un Juan Castillo que mezcla buena y malas por igual, que sigue mostrando dudas cuando las pelotas son aéreas pero capaz de ganar algunos mano a mano cuando todo se da por perdido.

En defensa, la subida de nivel de Andrés Scotti que lo ha vuelto como referente, lejos del lento defensa de inicios de año que era sobrepasado por delanteros como Joel Soto. Y anotando de cabeza, algo que el popular no hacía hace tiempo. Un Nelson Cabrera que juega de forma simple (si debe reventar, lo hace sin asco), y los laterales que fueron un gran aporte. José Luis Cabión en el primer tiempo se preocupó de Neymar y consiguió que se viera poco. Su cambio por Álvaro Ormeño era algo lógico por su tarjeta amarilla, aunque a Ormeño le costó entender que el partido de ayer su misión principal era defender para no dejar sólo al delantero brasileño. Cuando lo hizo, la cosa mejoró y Neymar incluso se cambió de orilla en varias ocasiones.

Por la izquierda, Patricio Jerez por fin ha mostrado lo que se esperaba de él. Siendo un novato en lides continentales, ayer fue uno de los puntos altos del Colo Colo / Santos, mezclando defensa con ataque en dosis justas.

¿Qué hacer sin Millar en el mediocampo? Gallego hizo algo lógico: dar más movilidad, con Fuenzalida y Jorquera como salidas. Si bien ambos no rindieron por igual los 90’ (de hecho, “Chapita” estaba fundido en el segundo tiempo y Jorquera sigue jugando a chispazos), los dos estuvieron cerca de anotar mostrando que pudieron ser preocupación mayor. El ingreso de Wilchez ayudó a mantener a alguien con velocidad y buen trato del balón. Lo de Pavez, queriendo aportar marca, siendo un avance lo del ex Palestino que no vio amarilla y que al final tomó el ritmo del encuentro y se terminó adelantando a las jugadas.

Y en delantera, las dos figuras de la noche. Si bien parecía que había partido con el casco en la cabeza, Ezequiel Miralles preocupó, se movió, anotó, luchó y se convirtió en una de las figuras, agregando además un pase con maestría para el primer tanto de Colo Colo. Los goleadores son así, pero con confianza Miralles puede volver al modelo 2009.

Colo Colo

Foto: José Alvújar, El Mercurio

Paredes fue. indiscutiblemente, la figura de la noche.

Y Esteban Paredes. La figura de la noche indiscutiblemente. Mostrando que llega mejor desde atrás que estando como delantero de área, algo ya dicho en estas columnas varias veces. Con la pelota dominada y la vista arriba, Paredes arma peligro desde cualquier zona. Por la izquierda, el centro que casi termina con el gol de Jorquera. Por la derecha, el centro para el gol de Miralles. Por el centro, varias jugadas que obligaron a los brasileños de santos a bajarlo con foul.

De hecho, el gol de Miralles es una joya, porque apenas recibe la pelota Paredes tiene la vista fija en Miralles esperando que quede en posición correcta para enviarle el pase a distancia.

Falta afinar piezas. Falta que no quede en ocasiones un hoyo tan grande en el mediocampo, donde dio la impresión que si sobrepasaban a Mena o Salcedo el peligro era inminente. Falta mejorar las coberturas de los laterales, para que cuando suban no quede el espacio tan grande. Falta concentrarse mejor, para no seguir pasando sustos.

Pero después de discusiones sobre si el equipo jugaba mal, lo de ayer es una cuota de confianza enorme para jugadores e hinchas, que ven que cuando se quiere se vuelve a ser el Colo Colo de siempre: ofensivo, con garra, con ganas.

Y al César lo que es del César: ahora ya te creo, “Tolo” Gallego. Y sigue así

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X