Inicio » Colo Colo » Equipo

Consejos para mejorar a los socios de Colo Colo

Pocas veces antes, la elección de directorio del C SD Colo Colo había generado tantas expectativas como ahora. ¿Qué hacer con el club? Aquí algunas ideas.

La salida de la quiebra de Colo Colo fue gracias a la aparición de la sociedad anónima Blanco y Negro, que se quedó con la concesión del club por más de dos décadas de forma renovable. Eso hizo que varios desinformados señalaran que el Club Social y Deportivo (CSD) ya no existía.

Colo Colo

Foto: El Mercurio

Cristián Varela es el actual presidente del Club Social y Deportivo Colo Colo.

Pero, sin embargo, sigue existiendo. De hecho, mientras que Guillermo Mackenna es el representante de la institución ante la ANFP al ser el mandamás de Blanco y Negro, es Cristián Varela todavía el presidente de Colo Colo, en una situación que ejemplifica lo poco trascendente que es la corporación en el andamiaje de la concesión.

Sin embargo, este año la cosa se puso interesante. A pocos días que se realice una elección de directorio, van apareciendo nuevas listas que desean alejar a Varela y los suyos del club y de los 2 de los 9 asientos en el directorio albo. El caso más emblemático es la lista “Colo Colo de todos”, que ha levantado a Marcelo Pablo Barticciotto como principal emblema.

Sea quien sea el que gane, se hace necesario que varias cosas cambien con el paso del tiempo para beneficio de los socios y para el bienestar de la corporación sin fines de lucro. ¿Cuáles?

a) Dar mejor trato a los socios. En este momento, ser socio de Colo Colo no ofrece ninguna ventaja real, salvo obtener descuento en la compra de entradas (donde no se considera la mejor ubicación, Rapa Nui) y uno que otro descuento al museo. No hay nada que llame a ser asociado.

b) Mejorar el paso para ser socio activo. Desde la quiebra, durante mucho tiempo sólo fueron socios los que estaban inscritos antes de ese hecho. Eso hacía que la corporación fuera muriendo poco a poco, ya que al no poder inscribirse nueva gente, es cosa de sacar la cuenta y el año 2120 moría el último socio. Ante esa situación, nació algo poco difundido y que poca gente sabe: uno se puede hacer socio y si han pasado dos años, más el aval de la asamblea, alguien puede pasar a ser socio activo. Pero es un trámite engorroso. ¿Por qué no simplificar el asunto en beneficio que el CSD no desaparezca?

c)    Copiar las buenas ideas. En otros equipos y en épocas anteriores, se han dado varias cosas buenas para los socios. Una vez se prometió una revista, de la cual salió apenas un número. Pero para que todos ganaran, hay dos cuestiones que me parecen beneficiosas. Primero, aumentar las boleterías para socios y que éstos tuvieran formas de comprar de manera preferencial para partidos de alta convocatoria. Segundo, que vendan de una vez por todas abonos anuales para localidades del estadio, donde los socios tuvieran algún descuento, dejando la cuestión poco útil a la larga que es vender abonos semestrales.

Colo Colo

Foto: El Mercurio

Los hinchas albos no tienen derecho a comprar entradas con descuento para el sector Rapa Nui, el mejor del Monumental.

d)   Verdaderas reuniones informativas de carácter bimensual o trimestral. Viendo que las elecciones estaban cerca y que de verdad aparecía una amenaza para la continuidad, la directiva actual empezó a llamar a los socios para realizar reuniones para dar cuenta de lo realizado y para tomar ideas nuevas. Ojalá, gane quien gane las elecciones de Colo Colo, empiece de una buena vez la tradición de reunirse con los socios y discutir ideas, cosa que no ha pasado en décadas. Nunca se hizo en la era Dragicevic ni Menichetti, pero es la forma de hacer partícipe a la gente e interesar mucho más por el destino del club.

e)  Cambiar los estatutos. En una época oscura y con gente tratando de perpetuarse en el poder, todas las facciones “políticas” de Colo Colo apoyaron y aprobaron los nuevos estatutos que rigen hasta hoy. Pues bien, si esos estatutos hubieran estado vigentes en 1985, nunca hubiera llegado a la presidencia quien los aprobó, Dragicevic. ¿Qué tienen de malo? Son una oda a la continuidad. Para ser presidente, por ejemplo, hay que haber sido dirigente del club al menos dos años, es decir no puede llegar a la testera alguien totalmente nuevo, sino que una persona que haya estado relacionada con los poderes antiguos. ¿Usted pondría en su dirigencia a alguien que no confía? Consecuencia: cero renovación real a menos que haya un golpe a la cátedra.

En apenas unas líneas, cinco ideas para mejorar a los socios albos. Ojalá se escuchen algunas y aparezcan más, para re encantar al capital más importante con que cuenta cualquier club de fútbol: sus hinchas.

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X