Inicio » Colo Colo » Equipo

El “Tolo” Gallego despedido: ¿y qué le espera a Colo Colo?

Apostando todo a un técnico con largo recorrido, hoy el equipo albo se vuelve a quedar sin estratega. ¿El que venga también se quejará de la herencia del anterior?

Es malo ser general después de la batalla. Pero cuando se hablaba de posibles técnicos para Colo Colo hace meses, mi candidato era José Pekerman. Me parecía más idóneo para un proyecto a largo plazo, con más preocupación en la formación de juveniles, etc.

Sin embargo, llegó Américo Rubén Gallego. Prometiendo el oro y el moro en un principio, moderado después, catastrofista al final del Apertura (de hecho, hablaba como si estuviera eliminado antes de tiempo), para terminar señalando hasta el cansancio que había que esperar el segundo semestre para ver su equipo de verdad. La inversión fue importante y la expectativa, creada por él mismo, también.

"Tolo" Gallego despedido

Foto: LUN

El Tolo Gallego fue despedido luego de un paso poco feliz por Colo Colo.

Hoy, al igual que con Diego Cagna, tras el partido con Universidad de Concepción el “Tolo” ha renunciado a la banca de Colo Colo. A diferencia de Cagna, totalmente de forma sorpresiva y cuando nadie se lo esperaba.

Armó y desarmó el equipo, tomó y dejó jugadores, pero nunca se vio un equipo. Había plantel, pero no un equipo ni una línea de juego. Los mismos jugadores fueron moderados tras la goleada sobre Santiago Wanderers, aunque de seguro nadie se imaginaba el 3-0 en contra vivido el domingo en tierras penquistas.

Lo que preocupa es lo que se vio el domingo y las proyecciones a futuro para cualquiera que tome la banca alba. En sus puntos fundamentales, se podría resumir en:

1)      Ninguno de los tres arqueros que tiene Colo Colo en este momento da la suficiente confianza y seguridad como para confiar. Olivares, Castillo y Prieto suelen cometer errores que pueden costar goles importantes. El hecho de saber que el próximo año llega Eduardo Lobos ahorra mayores ejemplos.

2)      Un equipo quebrado. No hay ninguna línea de juego que una el pésimo bloque defensivo y un interesante y peligroso ataque. Parece que fueran dos equipos distintos, como señaló el capitán Esteban Paredes.

3)      No hay solución por las bandas. Si bien ha jugado en buen nivel, ¿qué va a pasar si se llega a lesionar Patricio Jerez? ¿Cómo diablos se armó un equipo con un solo lateral izquierdo? Y lo de la banda derecha, ya es un chiste: ha jugado Toro y Ormeño, y están también Rieloff y Fuenzalida, y sin embargo sigue siendo una de las zonas débiles. Lo de Boris Rieloff el domingo fue decidor: no sabía si defender o atacar. Si se va a jugar con el ex Audax Italiano, lo mejor sería jugar con línea de tres en la defensa. Pero…

4)      Un mediocampo sin orden. Jugado por la contratación de Osmar Molinas, Gallego armó la línea de volantes en torno al paraguayo. Sin embargo, Molinas venía fuera de ritmo competitivo, en un puesto donde debe coordinarse muy bien para conocer el funcionamiento del equipo y entenderse con sus compañeros. Y para colmo, el domingo ante la salida de Millar lo dejó solo en funciones de defensa. ¿El resultado? Un hoyo gigantesco en el mediocampo, ya que Molinas no daba abasto en las coberturas. Si se insiste con él, la lección es clara: Colo Colo debe jugar con dos volantes defensivos netos.

5)      Y sin idea de juego. ¿Hay un estilo que haya marcado Gallego en los albos? Ninguno. ¿Qué ganó Colo Colo con el trasandino? Apostar por ganar los partidos con cuestiones extradeportivas (reclamando o cambiando la banca al sector sur para presionar al guardalínea), en algo que no se veía hace décadas en el cuadro popular.

6)      Refuerzos sin sentido. ¿Para qué tantos delanteros, si estaba jugando con un solo hombre punta neto? (Gutiérrez) ¿Ve usted, además de en ataque, una banca del popular que dé confianza en todas sus líneas? Lo que se llama armar un plantel desbalanceado.

Al final, la herencia del “Tolo” fue pobre, mostrando una vez más el poco conocimiento de la gente que toma las decisiones en Blanco y Negro de la gente que contratan. Se habla ahora de Ivo Basay como principal carta, pero volvemos a lo mismo: ¿ve usted algo que una a Dabrowski, Borghi, Barticciotto, Tocalli, Cagna y Gallego?

Lo que se llama dar palos de ciego. Y este año ya se ha chocado dos veces de forma fea.

Es hora de parar.

Más sobre Colo Colo

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X