Inicio » Cómics » Equipo

Los 10 personajes con los peores y más ridículos superpoderes del cómic

Hay superhéroes con poderes ridículos, que hoy protagonizan este artículo.

Mientras Superman, Shazam, Hulk, el Profesor X, Jean Grey, el Vigía, Wonder Woman están dentro de la categoría de los superpoderosos, otros como Batman, Iron-Man, Nightwing, el Punisher, están en el extremo opuesto, el de los héroes (muchas veces antihéroes) que simplemente no tienen poderes. Entre un extremo y otro, hay una cantidad incontable de superhéroes que, a lo largo de la historia de la industria del cómic, han hecho gala de poderes que van desde la fuerza, la velocidad, transformaciones, invisibilidad, poderes de la naturaleza, místicos, en fin.

Sin embargo, han existido algunos extraños héroes cuyas habilidades muchas veces dan risa por lo débiles, rebuscadas o contraproducentes, y aunque haya ñoños que traten de justificarlas, resultan simplemente ridículas. Aquí van unos cuántos ejemplos.

Zeitgeist. (Marvel Comics). No, no es el documental de las conspiraciones que hizo famoso a Salfate, ni tampoco es el pobre disco que volvió a reunir a los Smashing Pumpkins. No. Se trata de un personaje nació en las página de X-Force y tiene el poder de vomitar una sustancia verde que corroe cualquier materia. Un asco de poder. Guácala.

 

Color Kid.(DC Comics). Es un personaje que puede cambiar de color y cambiar el color de los objetos, para usarlo como camuflaje. Fue parte de la Legión de Superhéroes, después de la Legió de Héroes Sustitutos e incluso tuvo una versión femenina, Color Queen. Un fiasco.

 

Jubilee. (Marvel Comics). Sí, Júbilo. Tiene sus fans que de seguro querrán lincharme, pero que lance unos pequeños fuegos artificiales que con suerte encandilan, no la hace estar dentro de las más poderosas que digamos, aunque en Generación X hayan tratado de ponerla como una de las mutantes “líderes” del equipo. Por algo hasta los mutantes más B han salido en las películas y a ella ni la han pescado (un mísero cameo no vale).

 

Skin (Pellejo). (Marvel Comics). Hablábamos de Generación X, un grupo de adolescentes mutantes que surgió en los 90, al mando de Emma Frost (cosita) y Banshee. Eran personajes nuevos y había algunos interesantes. Dentro de ellos estaba Skin (Pellejo, en las ediciones españolas) que, si bien era un personaje atractivo, su superpoder no lo era tanto. ¡¿Quién va a querer tener 6 metros extra de piel?! Por mucho que el guionista haya sido hábil y haya logrado que el personaje la usara moldeando su forma como Plastic Man o Mr. Fantástico, nadie iba a querer tener ese exceso de pellejo, ¡por algo existen las adbominoplastías!

 

Matter-Eater Lad (DC Comics). Este personaje –al igual que un par de amigos– se come cualquier cosa. El su planeta Bismoll, microorganismos devoraron todo lo comestible, por lo que para poder sobrevivir, los habitantes del planeta desarrollaron esta habilidad. Miembro de la Legión de Superhéroes, ojalá no sufra de tránsito lento.

 

Zan (de los Gemelos Fantásticos). (DC Comics). “¡Poderes de los Gemelos Fantásticos, actívense!… ¡En forma de balde de agua!” ¡¿Qué poder es ése!? El de Zan, uno de los Gemelos Fantásticos que, mientras su hermana Jayna se transformaba en cualquier animal, él podía transformarse en agua en cualquiera de sus estados. Nacieron en el número 7 del cómic de los Súper Amigos en 1977, que gozaría de fama mundial al ser adaptado a la televisión por Hanna-Barbera. Incluso tuvieron una aparición en Smallville, serie tan mala como el superpoder de Zan. ¡Ah! El mono mascota se llama Gleek.

 

Arm-Fall-Off-Boy. (DC Comics). La Legión de Superhéroes en algún momento pareció un verdadero circo de fenómenos. Prueba de ello es este personaje cuya habilidad es desprenderse de sus extremidades para usarlas como mazos, como si se tratara de un juguete. Una imbecilidad.

 

U.S.1. (Marvel Comics). Hay superhéroes rebuscados y éste. U.S.1 tenía una placa metálica en su cabeza, con la que interceptaba las ondas de radio de las autopistas de Estados Unidos, para poder ayudar a los camioneros. Una noble tarea, pero una real basura de personaje.

 

Stone Boy. (DC Comics). Convertirse en roca es un gran poder. La Mole o La Cosa es miembro de los 4 Fantásticos y es un clásico héroe de Marvel. Sin embargo, convertirse en roca y no poder moverse, es una idiotez. Ése es el “poder” de Dag Wentim, también de la Legión de Superhéroes, quien, en medio de cada batalla, no hallaba nada mejor que convertirse en estatua. Pfff… para héroes así, me quedo con los villanos.

 

Snowflame. (DC Comics). Y hablando de villanos, el último personaje de la lista no es un héroe, es un malandrín, y de los más freaks posibles. Snowflame es un colombiano que obtuvo sus poderes tras inhalar grandes cantidades de cocaína. Sí, leyeron bien. Como era de esperar, tuvo poca vida en los cómics. ¿Sus poderes? Supervelocidad y la capacidad de cubrir su cuerpo de llamas psicoquinéticas, luego de mandarse unas líneas. No eran malos poderes, pero la forma de obtenerlos, es ridículamente condenable, porque aquí en la Guioteca le decimos “no a la cochina droga”.

 

Conclusión. Si un gran poder conlleva una gran responsabilidad, un mal poder conlleva estar dentro de los superhéroes más ridículos de la historia del cómic.

Faltaron haaaaaaartos. De hecho, este artículo no pretende ser ni un ranking ni nada parecido. Sólo es una muestra de personajes que quedaron en el anecdotario de la historia del cómic por sus bizarros poderes, y que hoy son capaces de sacarnos una sonrisa.

¿De qué otros personajes te acuerdas tú? ¿Cuáles de los que están en la lista crees que no tienen taaaaaaaaaan malos poderes? Como siempre, quedas invitado a comentar.

@elfafosaez

Más sobre Cómics

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X