Inicio » Cómics » Equipo

Muerte, esa dulce y amable criatura

De las páginas de The Sandman, la que se robó siempre el protagonismo a Sueño (o Morfeo), fue su hermana mayor, esa que todos conoceremos algún día: Muerte.

“Es curioso, pero cuando tengo un buen día no pienso tanto en ella. La verdad es que nada en absoluto. Cuando me brilla la voz y tengo la tripa llena, no se me ocurre decir ni pío. Cuando tengo un mal día, hablo con la Muerte constantemente”. Así partía el prólogo que hizo Tori Amos para el debut de Muerte (personaje secundario de The Sandman) en la obra “Muerte: el alto costo de la vida”, del consagrado guionista británico Neil Gaiman.

Muerte

Fuente: neilgaiman.com

Muerte es uno de los siete eternos que han existido desde siempre.

Había pensado hablar de Gaiman y de Sandman antes que de Muerte, pero tener un mal día hace que uno la recuerde primero a ella (como decía Tori Amos) y por eso este artículo.

Sandman, un clásico de los noventa

Antes, una pequeña contextualización. Sandman es una serie que duraría 75 capítulos, más varios especiales. En ella, se cuentan las historias de Morfeo, Sueño o Sandman, como quieran llamarle, de acuerdo a la época y las circunstancias. Sueño es uno de los Eternos, siete hermanos (Muerte, Sueño, Deseo, Delirio, Desespero, Destino y Destrucción) que han existido desde antes que existiera incluso la nada. No son ni dioses ni hombres, son los Eternos, y bajo esa premisa, las historias viajaban por distintas épocas, culturas, países e incluso planos. No era extraño encontrarse con un capítulo con una leyenda tribal africana como eje, y a los pocos, al mismísimo Shakespeare y su compañía teatral, montando una función exclusiva para Morfeo y sus invitados. He ahí la clave del éxito de la serie: la sorpresa y a la vez, la coherencia de la historia al sumar la totalidad de sus números.

El éxito de la hermana mayor

Muerte hizo su debut en el número 8 de The Sandman, en una simple conversación en un parque. Sueño estaba triste y les tiraba migas de pan a las palomas, cuando aparece ella con su dulce y alegre encanto, y tarareando “Supercalifragilisticoespialidoso” lo invita a que le haga compañía mientras ella hace su trabajo… recibir a la gente al final de sus días, con una sonrisa y acogedoras palabras, para después enviarlas al otro lado. De ahí en más, los lectores de la serie esperábamos con ansias su presencia.

“Muerte: El alto costo de la vida” sería su primera aparición en solitario. No hay ni que decir que el guión es de Gaiman. Los dibujos son de Chris Bachalo y en esta serie de 3 números, Muerte se transforma en humana. Esto ocurre una vez cada cien años y en esta ocasión, vaga por New York acompañada por un adolescente con instintos suicidas, tratando de entender qué es vivir, qué es ser mortal y qué es morir para los mortales. Es una joya.

La segunda serie dedicada a esta pálida chica con look new wave, es “Muerte, lo mejor de tu vida”. En ella se cuenta el pacto entre una pareja de lesbianas por salvar a su pequeño bebé. Repite la misma dupla de autores y, aunque no tuvo el éxito de crítica de “El alto costo de la vida”, es una pieza fundamental del universo alrededor de Sandman.

Una sorpresiva re-aparición

En Estados Unidos, el público comiquero se cae de espaldas al ver en Action Comics el retorno de Muerte, al aparecerse frente al mismísimo Lex Luthor. ¿Sorpresivo? Claro que sí. Aunque pensándolo bien, ni tanto… ¿o alguien piensa que está libre de encontrarse alguna vez frente a frente con la muerte?  Nadie está libre. Nadie. Ya lo escribió Gaiman alguna vez: “Cuando el último ser vivo expire en el universo, ella apagará las luces y cerrará la puerta”.

Más sobre Cómics

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X