Inicio » Cómics » Equipo

Nace un nuevo cómic chileno “Anatema: Las seis revelaciones del Padre Anzuelos”

Sacerdote, punk, tatuado, con piercings, sarcástico y caminando al filo entre el bien y el mal. Es el "Padre Anzuelos", un nuevo personaje que viene a refrescar la escena de la historieta nacional.

La portada de Anatema y las portadillas interiores, son obra de Francisco Curihuinca. (Imagen: Piedrangular).

Mucho se habló el año 2012 del “boom del cómic chileno”. Es cierto, hubo cómics en los ránkings de libros (sin dibujitos) y el interés por la “narrativa gráfica” se despertó en los medios. El cómic se puso pantalón largo y hubo publicaciones como Mocha Dick, Mortis, Lado-B o Locke & Key que destacaron en un público no comiquero.

Consecuencia de eso, es que este 2013 hayan aparecido más publicaciones y más editoriales que apostaron por el noveno arte. Así, nace Piedrangular, quienes partieron con el pie derecho como editorial y, con solo un título publicado, hicieron su estreno en sociedad en la pasada FILSA, formando parte de la ANG (Agrupación de Narrativa Gráfica).

La mencionada opera prima de la editorial, es “Anatema: Las seis revelaciones del Padre Anzuelos”, un libro de más de 100 páginas en las que las seis revelaciones, son sus seis capítulos, las seis historias (dije tres veces “seis”, glup) que nos permiten ir conociendo a un particular sacerdote, que es este “Padre Anzuelos”. A simple vista, nos damos cuenta que no es un cura tradicional. Luce un mohicano, piercings y tatuajes. Pero para esto bastaría solo ver una ilustración. Lo que define a Anzuelos, es su forma de actuar.

Los guionistas Brian Wallis (Caleuche Comics, Héroes) y Francisco Inostroza (El Brujo, In Absentia Mortis), junto al dibujante Rodrigo Vargas (Mapachestudios), nos invitan a caminar por la línea que divide el bien y el mal. O mejor dicho, que los junta. Claro, porque Anzuelos es un sacerdote experto en misticismo, brujería, magia, artes oscuras o como quieran llamarle, y para luchar contra demonios, monstruos, espíritus y cuanto ser del mal aparece en el libro, no lo hace precisamente desde la bondad. Y es que ya desde la primera historia, en la que otro sacerdote es poseído (Padre Arazzio) y Anzuelos es llamado como “último recurso”, nos damos cuenta que su manejo del misticismo es respetado y a la vez temido dentro de sus pares.

Una de las gracias de “Anatema”, es el contexto. Los lugares son chilenos y reconocibles. Nos pasea por la Biblioteca Nacional, (conectada a una biblioteca mágica que está en otro plano), la Peluquería Francesa del Barrio Yungay –en una de las mejores historias que he leído este año–, el Barrio Patronato, y por supuesto, el mitológicamente rico sur de Chile, con ciudades fantasma, hechicería y seres del mal por doquier.

Las historias están muy bien contadas y el libro es, a mi gusto, uno de los mejores títulos del año. Los guionistas se lucen escribiendo de magia, ocultismo y otras cosas de las que yo personal y miedosamente preferiría mantenerme al margen. El arte de Vargas sale muy bien parado, aunque debo reconocer que disfruté más las secuencias de recuerdos o del lado oscuro, en las que usó grises de grafito, que el arte principal de línea gruesa y tramas. Pero es solo un detalle de gusto personal. Sin embargo, el mayor mérito de “Anatema” es presentarnos al “Padre Anzuelos”: Un antihéroe con carácter. Con una personalidad e imagen bien definidas. Un personaje que sin soltar su cigarro y entre piercings y tatuajes, y por más endemoniadamente compleja que sea la situación en la que está, siempre tiene un comentario ácido que hacer. Un personaje del que hacerse fan, con el que hacerse una polera, con el que podemos imaginar un casting para una serie de televisión o una película, un nuevo actor para la historieta nacional, con el que a muchos les picarán los dedos por escribir historias, por expandir su universo, por ahondar en su pasado y por enfrentarlo a más desafíos. “Anatema: Las seis revelaciones del Padre Anzuelos” no es perfecta, pero cómo se disfruta, cómo entusiasma. A mí por lo menos me dejó con ganas de más de este particular cura, y de pasada, ansioso de más de esta prometedora nueva editorial.

Si bien estuvo en FILSA con muy buena recepción, y ya ha estado presente en otros eventos, aún no había tenido un estreno formal en sociedad. Por eso, habrá un lanzamiento oficial de “Anatema: Las seis revelaciones del Padre Anzuelos”, el que se realizará este viernes 13 de diciembre, a las 19:30 horas en la tienda de cómics Espacio Shazam, en Marín 0279.

Yo voy sí o sí. No quiero deberle nada al Padre Anzuelos. Nos vemos allá.

@elfafosaez

Más sobre Cómics

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X