Inicio » Cómics » Equipo

V de Vendetta: El cómic que simboliza la revolución

La agrupación de hackers Anonymous anuncia sus ataques con la máscara de V, las mismas que se multiplican en manifestaciones en todo el mundo. Acá, por qué V de Vendetta trascendió el cómic.
V de Vendetta

Foto: Vertigo DC Comics

La portada de V de Vendetta

Los comics escritos por el inglés Alan Moore (The Killing Joke, From Hell, The League of Extraordinay Gentlemen) rara vez dejan indiferentes a los lectores. V de Vendetta fue una de sus primeras –y más ambiciosas– obras, la que había partido siendo publicada por la revista Warrior, publicación que lamentablemente cerró a mitad de la saga. Sin embargo, DC Comics, tras el éxito del Watchmen de Moore, decidió apostar por esta inconclusa historia, la que vería la luz en 1988. Así, Moore y el dibujante David Lloyd finalizaron esta obra en 10 comic-books, los que en las siguientes y ya incontables re-ediciones serían recopilados en un solo tomo “de colección”.

V de Vendetta: la historia.

La historia se sitúa en un futuro no muy lejano. Es el año 1997 (en la época en que fue escrito, eso eran 15 años en el futuro), e Inglaterra está dominada por un gobierno totalitario que tomó el poder una vez terminada la Tercera Guerra Mundial. Cámaras en cada esquina, una policía opresiva, agentes que cruzan cada día los límites del poder, parlantes que transmiten lo que la “voz del destino” le comunica a los ciudadanos, toque de queda, centros de tortura, en fin, un estado completamente fascista es el contexto propicio para la aparición de V. Este anónimo personaje, un misterioso terrorista rebelde enmascarado que quiere romper esta privación de libertad social y de pensamiento, a través del caos, con teatrales apariciones, bombas, atentados y enfrentamientos cara a cara con las fuerzas fascistas. V da una batalla llena de resentimiento y deseos de venganza contra un gobierno que solo quiere el control absoluto y del que él fue una víctima.

V hace su primera aparición para defender a Evey, una chica de 16 años en su primera noche como prostituta. Ella, estaba a punto de ser violada y secuestrada por los agentes del gobierno, cuando V aparece para salvarla. Citando Macbeth de Shakespeare, hace frente a los agentes y luego de termina su aparición con fuegos artificiales haciendo una gran V en el cielo, ícono que de ahí en adelante sería su marca. Tras esto, Evey es la protegida y cómplice (no muy a su voluntad) de V en los siguientes atentados contra este gobierno opresivo, que le hizo mucho daño a la gente, pero en particular a él. Existe un oscuro pasado en donde está la génesis de sus motivaciones, historia que a través de recuerdos, se narra a través de la particular relación entre la pequeña Evey y V, este personaje que vive en una galería abandonada, llena de libros, máscaras, pelucas, discos, un wurlitzer entre otras cosas.

V de Vendetta

Foto: Vertigo DC Comics

La Galería de las Sombras

Todo esto desconcierta y maravilla a Evey, ya que el estado prohíbe la libre expresión y ha erradicado la cultura. De hecho la única música que se escucha en V de Vendetta, son marchas militares a través de los parlantes que hay en las esquinas en altísimos postes. La historia se cuenta en capítulos, cada uno comienza con la letra V: El Villano, La Voz, Vodevil, Vacaciones, La Visita, en fin. Este recurso refuerza la obsesión del personaje por la letra V como símbolo de lucha, obsesión cuyo origen veremos develado con el correr de los capítulos.

El origen de la máscara

El personaje que inspiró a Alan Moore en V de Vendetta fue el conspirador católico Guy Fawkes, quien comandara una operación para volar el parlamento británico con explosivos y así, asesinar al Rey Jaboco I, a toda la familia real y más encima a la Cámara de los Lores, es decir, a todos los líderes del sistema. Fue arrestado el 5 de noviembre de 1605 tras desbaratarse la llamada Conspiración de la Pólvora. Desde ahí que ese día se conmemora la “Bonfire Night”.

La popularidad de V.

Pasaron los años desde la publicación de V de Vendetta, y los Hermanos Wachowski (los mismos de Matrix y comiqueros como ellos solos) vieron en V un proyecto perfecto para adaptar a la pantalla grande. Esta es la época de llevar comics al celuloide, y se podría pensar que era una apuesta más bien segura, sin embargo el excéntrico personaje distaba mucho de las exitosas cintas de superhéroes. Natalie Portman y Hugo Weaving dieron vida e hicieron masiva la historia de Evey y V, en una versión un tanto más efectista, el sello de los Washowski. Sin embargo, logró masificar la imagen de V, este ícono de la rebelión contra el sistema y hacer que su máscara hoy se la apropien los hackers Anonymous, la hayamos visto también en los Indignados en España y acá, en las Marchas por la Educación.

Acá, una cita que resume el espíritu de V de Vendetta: “¿Querías matarme? Bajo esta capa no hay carne ni huesos que matar. Sólo hay una idea. Las ideas son a prueba de balas.

Más sobre Cómics

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X