¿Qué tan corto puede ser un corto?

¿Cuánto dura? es una pregunta común que nos hacemos antes de ver una película. Hoy revisaremos las diferencias básicas entre un corto, medio y largometraje, además de echarle un vistazo a las nuevas tendencias que ponen a la duración de la obra en primer lugar.

Guía de: Cortos y documentales

La pelea sobre quién escribió el relato más breve tiene varios contendores. Dicen que el cuento más corto lo escribió el guatemalteco Augusto Monterroso: con su conocido “cuando despertó, el dinosaurio todavía estaba allí”. Hay quienes le dan crédito al mexicano Luis Felipe Lomelí con “-¿Olvida usted algo?- Ojalá.” Y hasta Ernest Hemingway es candidato con su “Se vende: Zapatos de bebé, sin uso”.

Nos queda claro que en la literatura la cosa está por darle sentido a un relato con la menor cantidad de palabras posibles. La pregunta obvia entonces es, ¿qué tan corto puede ser un corto?

En el cine, la brevedad de un relato está determinada por su duración. No importa si dice muchas o pocas palabras, es el tiempo del relato la base para clasificarlo de largo, medio o cortometraje.

Para escribir, dirigir o mirar un cortometraje, hay que tener claro que siempre durará como máximo 30 minutos. Puede ser menos, pero no puede durar más.


Como ejemplo, el corto nacional “El tesoro de los caracoles”.

De todas formas, y como hablábamos anteriormente, sabemos que el cine es un arte en formación, por lo tanto hoy nos regimos por convenciones generales, y aunque son comunes para todo el mundo, siempre pueden variar, por lo que no es extraño encontrar definiciones que establezcan el cortometraje en los 10, 15 ó 20 minutos de duración.

De los 30 a los 60 minutos, será un mediometraje. Este formato se ocupa cada vez menos en el cine, pero goza de muy buena salud en los programas y series de televisión.

Por último están los largometrajes. La convención nos dice que un largo dura entre 60 y 120 minutos, aunque puede ser más. Andy Warhol llegó a hacer una película que duraba 25 horas, aunque claramente hoy no hay público que aguante, y las películas que se vuelven largas normalmente se dividen en dos o más entregas (por ejemplo, podríamos decir del señor de los anillos que es una sola película divida en tres partes).

Con respecto a los cortometrajes cabe una idea más. Con la irrupción de internet, las cámaras de video y los celulares, hace varios años comenzó una moda entre cineastas aficionados, que tiene que ver con restringir al máximo posible la duración de una película. Hablo de los Micrometrajes, cortometrajes que tienen como duración promedio, 1 minuto.

Ejemplo de micrometraje

La primera gran ventaja está en el aspecto económico. Los micrometrajes pueden hacerse con una máquina de video o un celular. No se necesitan obligatoriamente actores ni decorados. Acá todo es válido y tampoco hay restricciones en cuanto a su calidad técnica, por lo que cualquiera está en condiciones de grabar.

En segundo lugar está la gran oferta de programas gratis disponibles para editar las películas. Hoy, casi el 100% de los computadores trae un programa de esas características incorporado y también hay algunos celulares capaces de hacer el trabajo sin necesidad de cables ni accesorios. Estos programas son cada día más amigables y hacen que la etapa de la postproducción ya no sea un asunto exclusivo de especialistas.

Por último está la ventaja de la exhibición. Probablemente nunca se exhiba comercialmente un micrometraje, porque son tan cortos que uno no alcanza ni a comer las cabritas antes de que se acabe. Pero frente a esto, aparece Internet, con Youtube y compañía, subiendo tus videos para que los vea todo el mundo.

Nanometraje finalista concurso 2008

Tanto ha sido el éxito de este formato, que hoy en día existen grandes festivales de Micrometrajes  (o nanometrajes, una versión más extrema de 30 segundos), en Chile, Brasil o España,  donde cualquier persona sin necesidad ni de dinero ni de tecnología, puede hacerse famosa mostrando en poco tiempo, una buena historia.

Más sobre Cortos y Documentales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X