Los cortos de Matías Bize

El reciente ganador chileno del Goya también ha incursionado en la creación y desarrollo de cortometrajes. Aquí te mostramos algunos de sus trabajos.

Con sólo 31 años, Matías Bize no es sólo el nombre de un tipo sencillo, casi tímido, que a los 23 años hizo su primer largometraje. Tampoco es el nombre de uno de los cineastas chilenos más reconocidos en el extranjero.

Matías Bize

Foto: AFP

El Goya transformó a Bize en una figura internacional.

Matías Bize, el reciente ganador del Goya con La Vida de los Peces, es hoy en día una marca registrada; una forma de ver la vida y de contar historias.

Aunque para muchos la noticia del Goya (el premio más importante que da la cinematografía iberoamericana)  llegó casi como por sorpresa y sin el respaldo de alguna súper producción o de un rotundo éxito de taquilla,  la verdad es que este importante reconocimiento no es más que una vistosa vitrina para una carrera  que por más  de 10 años ha mantenido una coherencia a la hora de filmar.

Si bien el camino lógico de cualquier cineasta es partir con los cortometrajes (casi siempre más baratos y menos complejos) para luego pasarse a los largometrajes, el camino de Matías Bize no ha seguido necesariamente esa línea, ya que durante estos años ha combinado e incluso intercalado la producción de Cortos y Largos.

El primer registro que tenemos de su producción audiovisual es el cortometraje “La gente está esperando” (2000) que si bien es un trabajo de escuela se puede entender como una especie de precuela de su primer largometraje “Sábado“, ya que trabajan los mismos actores (Blanca Lewin y Víctor Montero) en los mismos roles. Es interesante ver los inicios de Matías Bize, ya que en este trabajo se pueden ver atisbos de lo que se convertirá más adelante en parte de su sello: Pocos personajes, pocas locaciones, narración en tiempo real, acción sostenida en los diálogos y un conflicto principal centrado siempre en el amor.

El segundo corto se llama “Confesión”. Este fue un corto que participó en el concurso Entel Sanfic 2006, ganando la votación por internet. El cortometraje, interpretado por la actriz Catalina Martin vuelve a mostrar el universo que le interesa a Matías Bize, y revela, notoriamente otra de sus marcas de autor a la hora de filmar, la que consiste en mantener largos planos secuencias, acercando el registro de historias de ficción hacia el mundo del documental.

A continuación les mostramos otro cortometraje del director chileno, esta vez realizado en España y protagonizado nuevamente por una mujer (Elena Corredera). “Llamando” insiste en la escasez de recursos y de acciones, y le otorga al espectador una visión privilegiada de las dudas y debilidades que rodean cualquier relación amorosa.

Otra incursión en cortometrajes fue la que tuvo el año 2007, con “El espejo de sus ojos” en la que participó como director invitado en el concurso de Nanometrajes, organizado por el Metro de Santiago y la productora Plagio. Sin duda el cortometraje más experimental del director.

Por último les dejo este corto, encontrado en internet y atribuido a Matías Bize (no tengo claro el nombre, se agradece el aporte), el que sin duda mantiene los recursos hablados anteriormente y nos recuerda que para hacer cine sólo hacen falta buenas ideas.

En todo este recorrido por los cortometrajes de Matías Bize podemos ver claramente que el director ha sido fiel a un estilo y a una forma de hacer cine, la que claramente se aleja de la producción de grandes éxitos de taquilla, pero que a un ritmo pausado y sin grandes pretensiones, logra imponer respeto y sacar aplausos,  quizás los premios más importantes para quien convierte el hacer cine en un oficio.

Links:

Más sobre Cortos y Documentales

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X