Cómo tus creencias te amarran a tu impotencia y te impiden alcanzar tus sueños

Las creencias son pensamientos asociados a ideas o sentimientos que tomas como ciertos, ya sea por fe, confianza o miedo.

Guía de: Crecimiento Personal

Hoy quiero compartir contigo una historia que cuento durante los talleres que realizo de programación neurolingüística, relacionado con las creencias.

Espero que sea de ayuda para entender algunas cosas que hoy en día te perturban y no te dejan avanzar en busca de resultados y de trabajar para alcanzar tus sueños.

“Había una vez un pequeño caballo que nació libre en la pradera y pasó sus primeros meses vida en compañía de sus hermanos galopando al viento.

horses-3697217_1920

Una penoso día de otoño, fue separado de sus padres y llevado a una granja lejana para ser vendido.

animal-3281017_1920

Los días en la granja eran muy tristes para el caballito, ya que extrañaba mucho a su familia, por eso, cada vez que tenía oportunidad, intentaba escapar y correr libre, pero lo único que obtenía a cambio, era un fuerte tirón, ya que siempre estaba amarrado con una cuerda a un poste metálico en el establo. 

horse-594191_1920

Transcurrió así el tiempo y cada vez que intentaba zafarse de esa maldita cuerda, encontraba la misma resistencia. 

horse-4136956_1920

Pasaron algunos años y ya no intentaba escapar tan seguido, solo lo hacía cada par de meses, poco a poco fue dejando de lado sus ansias de libertad, hasta que un día, un terrible día para su historia, el animal aceptó su impotencia y se resignó a su destino. Se dio por vencido y nunca más lo intentó. 

cowboy-757575_1280

Ya adulto, el caballo era usado por el granjero como medio de transporte para ir a un pueblo cercano por alimentos y cuando lo dejaba para hacer sus trámites, lo amarraba a una silla de plástico cerca de la tienda. 

Caballo-1024x800

Sí, tal como lees, una simple silla de plástico, pero el caballo no se escapaba porque tenía registro y recuerdo de su impotencia, de esa impotencia que sintió poco después de ser llevado a la nueva granja. Y lo peor de todo, es que nunca más volvió a cuestionar ese recuerdo. Jamás… jamás… intentó poner a prueba su fuerza otra vez…”

Así como el caballo, dejamos que desde pequeños algunas personas nos limiten, impidiendo que seamos capaces como adultos de actuar para alcanzar nuestros sueños. Como estamos en un estado de dependencia psicológica, no somos capaces de identificar si aquello que nos dicen es un verdad absoluta o relativa al momento en que nos encontramos.

city-1868530_1920

Frases como “no puedo”, “no soy capaz”, “no tengo los recursos”, “eso no es para mí”, “no tengo el talento” y otras, incluso más terribles, lo único que hacen es hacer evidentes las sillas de plástico mentales que nos amarran a nuestra impotencia. Esa impotencia que un día nos llevó a cuestionar nuestra propia fortaleza y valía interior. 

Muchos adultos viven esta realidad, solo es cuestión de poner un poco de atención y escuchar su lenguaje, ya que es el fiel reflejo de aquello que está en sus mentes.

leather-jacket-690316_1920

Para terminar esta entrada, no quiero profundizar tanto en que son las “creencias limitantes”, ya  hay muchos Coach que se han dedicado a escribir de eso durante años. Solo quisiera que hicieras el siguiente ejercicio. Haz un listado de las 10 creencias que consideres relevantes y que sabes te han limitado en los últimos años. Estas pueden ser personales o culturales. Las personales son aquellas que tu mismo has normalizado para evitar enfrentarte a tus temores más profundos y las culturales son el reflejo de los temores compartidos. 

Una vez que las tengas identificadas, te quiero invitar a cambiarlas a través de esta técnica de PNL, respondiendo las siguientes preguntas:

  1. Escoge una creencia limitante. ¿Es una creencia recibida de otras personas o tuya propia?
  2. ¿Cuál es la intención positiva de esa creencia?. (todo comportamiento encierra una intención positiva)
  3. ¿Cuál es la creencia opuesta positiva que quieres incorporar?
  4. ¿Cómo podría mejorar tu vida aplicando la creencia positiva?
  5. ¿Cómo podría empeorar tu vida por esa nueva creencia?
  6. ¿Qué es lo mejor que te puede pasar si continúas con la vieja creencia?
  7. ¿Qué es lo mejor que te puede pasar con la creencia positiva?

Te invito a cuestionar estas creencias y reconocer si hoy en día son simples sillas de plástico que podrías eliminar de tu vida para empezar a vivir la vida que realmente te mereces. Se me olvidó decirte que también existen las creencias posibilitadoras, pero esas las dejaré para otra oportunidad.

water-1245677_1920

Espero que estés muy bien y no olvides visitar mi página www.humbertoalmonacid.com

Más sobre Crecimiento Personal

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X