Chilenos animales: El sapo, el jote y el pato en una extraña jerga incomprensible para extranjeros

Muchos animales son parte de la conversación diaria en Chile, y todos tienen significados muy especiales.

Guía de: Cultura Chilena

Se sabe que el idioma chileno tiene una forma muy particular de hablarse, y por qué no decirlo, también de entenderse. Como vimos en otras oportunidades, esto del “hablamiento”, como dicen algunos, funciona solo en el terreno local, pero curiosamente, extranjeros y otros visitantes son capaces de aprenderlo. El léxico chileno, además de ser algo particular, también presenta ciertos matices que, como ya vimos en otras notas, se relacionan a la cocina, a días fríos o de sol y también a los animales. Vamos viendo:

Sapo: Animal de especie anfibio, que vive dentro como fuera del agua y se alimenta de insectos como las moscas. Pero en chileno, un sapo apela a la persona que no tiene vida propia y pasa pendiente de lo que hace o dice el resto. El copuchento, el sapiola o la vecina copuchenta que en más de alguna oportunidad se muestran en series nacionales o películas. En materia política, se le decía sapo a quien develaba información confidencial. Otros tiempos.

Jote: Ave poco agraciada, maloliente y que solo come lo que otras aves dejan. Es decir, un carroñero. En chileno un jote se define como al hombre que sale de cacería, particularmente de noche. En las discos, hace como que saca a bailar y lo único que hace es jotear, hostigar, trata de engrupir, pero la facha, la percha o el discurso no lo acompañan y lo mandan a freír monos.

Perro: especie mamífera, pertenece a la familia de los cánidos, es decir, que comparten ciertas características físicas y fisiológicas. Un perro es un compañero fiel y va a todas. En chileno el léxico, perro significa que es tu amigo fiel, tu compipa ese que nunca te falla y apaña en todas. “Perro, perrito papurri, papá”, son frases que ya se han instaurado gracias al cantante Miguel negro Piñera entre los amigos, amigotes o los ya conocidos zorrones de las generaciones más jóvenes. Ejemplo: ¿una chelita después de la pichanga, perro?

Chilenos animales

La Güiña: especie felina, endémica salvaje que se caracteriza por atacar y alimentarse de especies menores como las gallinas en el campo. Físicamente es parecida a un gato grande y gordo. En chileno una persona güiña es el típico lanza callejero, ese que ataca y sale cascando. La razón de este dicho es porque se  roba con gran destreza y agilidad.

Chilenos animales

Yegüa: La yegua es la hembra del caballo. En chileno, el término es mayormente utilizado de manera despectiva para referirse a una mala mujer, quien ha hecho sufrir sentimental o monetariamente a un hombre, por ejemplo: luego de un divorcio. El término se acuña del léxico argentino que ya está más que presente en el chileno.

Paloma: Si bien las palomas no son un ave muy amada por los chilenos, pues son consideradas plagas, sí están controladas por la ley de caza. Sin embargo, no falta quien se la lleve por delante y las patee, mientras camina apurado hacia algún lugar. En chileno se define paloma o palomita a una persona tonta, lenta de entendimiento, esa que le falta el palo para el puente. Tanto provocan estas aves que no falta quien saca provecho de ellas.

Pato: El pato es otra especie de ave que podemos ver en los zoológicos como es el Metropolitano o el de Buin, entre otros lugares. El pato se caracteriza por ser un ave de agua, pero también deambula por la tierra. Se utiliza el término: Andar Pato, para referirse a que no hay plata o se está cero peso. ejemplo: Si usted quiere viajar para sus vacaciones y no cantó Gardel…usted anda pato!

Chilenos animales

Más sobre Cultura Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X