¿Cómo prender el carbón de la parrilla? Técnicas infalibles para el asador

Tips para ser el mejor parrillero y para que no tengas que batallar con el carbón cuando quieras hacer un asado.

Guía de: Cultura Chilena

Carbón parrilla

Prender el carbón en la parrilla puede llegar a ser todo un ritual,

 

Ya sea en Fiestas Patrias o en alguna celebración, el asado es el invitado principal a cada casa. Pero la parrilla no se prende sola, hay todo un proceso, casi religioso, que los asadores siguen al momento de prender el carbón.

¿Cómo prender la parrilla para el asado? Aquí te presentamos los mejores tips para hacerlo.

Un secreto muy importante es usar carbón seco y no tan viejo. Por lo general el más utilizado es el de espino, que a pesar de que demora en prender, alcanza incluso para tirar algo a la parrilla después de comer. En lo que hay que tener ojo es que hay que evitar que el carbón esté húmedo para que no haya que luchar para prender uniformemente el fuego.

La clásica botella:

Lo primero es hacer anillos de papel de diario, los cuales se enrollan alrededor de una botella. El paso siguiente es poner el carbón bordeando la botella de forma tal que al retirarla se forme una especie de volcán entre el carbón y el papel de diario. Una vez hecho este proceso, se puede encender la parrilla tirando un fósforo dentro del carbón, o bien un pedazo de diario encendido.

Otra forma para prender la parrilla es la de empapar un pedazo de toalla nova en aceite para cocinar y alrededor poner el carbón. El aceite servirá de combustible y hará que el fuego se encienda lentamente.

Aire:

Clave es el oxígeno que le entre al carbón. Como es sabido, para que el fuego pueda hacer combustión se necesita de oxígeno, es por esto que si se quiere apurar el encendido se puede tirar viento a la parrilla, ya sea con un pedazo de cartón o un secador de pelo para los más impacientes (e inexpertos).

Una variante desconocida, pero muy efectiva 

Una variante un tanto extraña para prender el carbón, pero que asegura efectividad 100 por ciento, es colocar el carbón sobre la parrilla. Sí, tal cual, sobre la parrilla (donde después irá la carne). Y prender papeles de diario u otro similar en la parte de abajo donde va el carbón. Esta técnica permite un gran tiraje de oxígeno, lo que asegura que el carbón se prenderá muy rápido.

Una vez que el carbón se ha encendido, se toma la parrilla de los extremos con paños, y se vacía el carbón encendido en su lugar definitivo. Hay que tener extremo cuidado para no quemarse al hacer esta maniobra, ya que las brasas a esta altura emiten altas temperaturas.

Una vez terminada la maniobra y con las brasas a punto, hay que esperar que el hierro de la parrilla se enfríe levemente antes de tirar la carne, pero esto no toma más que algunos minutos.

 

Carbón parrilla

Prender el carbón sobre la parrilla es una técnica muy efectiva.

 

Importante:

NO se debe evitar utilizar líquidos inflamables por dos razones:

  1. La llama de la parrilla puede ser tan grande que puede salirse de control y causar algún incendio.
  2. Muchas de estas sustancias químicas son tóxicas, y al momento de quemarse pueden contaminar los alimentos.

Más sobre Cultura Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X