Inicio » Cultura Chilena » Equipo

Iván Guerrero y su libro Hijo de árbitro: Las historias más increíbles dentro y fuera de la cancha

El conocido periodista Iván Guerrero se atreve con su primer libro sobre las historias de su padre, el árbitro Iván Guerrero.

El peso de ser hijo de árbitro, de pertenecer a una familia futbolera por esencia, marcó fuertemente la vida de Iván Guerrero. Cómo no iba a ser así: Su padre se ausentaba casi todos los fines de semana, pues su obligación era vestirse de negro para imponer justicia en la cancha, lo que le valió una vida de grandes historias. Esas anécdotas las rescata el periodista en el libro Hijo de árbitro, editado por Planeta. El libro se lanzó durante la Feria del Libro de Santiago, y es de todas maneras uno de los recomendados para estas vacaciones.

ivan-guerreroLa historia parte con un momento doloroso. Iván Guerrero, periodista conocido por su participación en C.Q.C y en el programa de radio Zero Un país generoso, estaba en estadio el verano de 1988, cuando Universidad de Chile jugaba con Cobresal. El equipo universitario estaba a pasos de caer en segunda división. El árbitro del partido no era otro que Iván Guerrero padre, quien tuvo que pitar un penal en contra de Universidad de Chile y toda la hinchada estalló en improperios contra él, incluyendo su propio hijo. “Iván, contrólate weón ¡Es tu viejo!”, le recordó un amigo en el instante más álgido del rosario en contra de su padre. Cosas que pasan en el fútbol.

En otra ocasión, se le culpó por la muerte de Nicolás Chauhán, dirigente histórico del equipo Unión La Calera. En un partido de ese cuadro contra Santiago Wanderers, ante el cobro de un penal contra el equipo local, el árbitro ve un movimiento inusual en el palco de honor. El nombrado dirigente sufría un ataque al miocardio en el momento más difícil del partido. Llegó vivo al hospital, donde el médico le consultó por lo que había pasado. “¡No ve que nos robaron!”, alcanzó a vociferar Chauhán antes de fallecer. En entrevista con El Mercurio, Iván padre asegura que el acontecimiento le produjo una gran pena, más allá de las acusaciones de asesinato de los hinchas.

Entre encuentros con Pelé, con el equipo de Pablo Escobar en Colombia y su rápido ascenso a ser uno de los profesionales más destacados del cuadro arbitral chileno, Iván Guerrero padre forjó una apasionante vida futbolítica. Se paseó por el continente vestido de negro y fue destacado por su objetividad en la cancha y por la manera en que le enrostraba a los jugadores las tarjetas por sus faltas.

Hijo de árbitro desentraña los secretos para descubrir cómo en el fragor del juego una persona es capaz de permanecer imparcial. Para Iván Guerrero hijo es, también, una manera de brindarle tributo a su padre, que siempre lo admiró por llevar a cabo una actividad tan complicada. Además es un libro anecdotario de fácil y entretenida lectura. Rápido de leer y de disfrutar, golea con dosis de humor y lo justo de drama que dejan entrever que la vida de árbitro es difícil, pero que no por eso deja de ser una apasionante ruta para quienes no pueden vivir lejos del balón. En librerías a $8.900.

Más sobre Cultura Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X