Kumón: El método que busca facilitar la vida académica y escolar de los niños

Kumón es una herramienta útil para los estudiantes de hoy, según aseguran quienes impulsan esta disciplina.

Guía de: Cultura Chilena

Más de alguno en su casa o entre sus amigos tiene o ha tenido el distintivo del alumno malo para tal o cual asignatura… y es un clásico que en reuniones sociales estos recuerdos comienzan a aparecer a modo de anécdotas de nuestra infancia o de la misma adolescencia. Es en esta última etapa en la que generaciones de 19 a 38 años aproximadamente cargaban con el distintivo del “malo para las matemáticas”  o que no sabía leer…o no entendía lo que leía. Lo que para muchos, a futuro,  se volvía un parto al momento de elegir una carrera. Afortunadamente todo podrían cambiar, pues muchos niños y adolescentes en etapa escolar o cursando una carrera universitaria han sido parte de una nueva disciplina que, según sus impulsores, puede marcar una diferencia : El Método Kumón.

kumon

Para orientar un poco a nuestros lectores, a continuación una explicación detallada sobre el método Kumón y hacia donde apunta.

Qué es el método Kumón?

Kumón es un método de estudio que busca formar personas autodidactas, es decir, que les guste aprender y que lo sepan hacer por sí mismas. Para lograr ese objetivo, la principal característica es que a través de un programa de estudio individualizado y eficiente, es capaz de hacer que cualquier persona comience a disfrutar de las matemáticas o del lenguaje.

Historia

Kumón nace en 1954, en Japón cuando una madre le pide a su esposo, profesor de matemáticas, que ayude a su hijo, que cursaba 2° básico y que se había sacado mala nota en una prueba. Fue en esa ocasión en que el profesor Toru Kumón diseñó un material y una estrategia para que su hijo no sólo mejorara sus calificaciones ese año, sino que aprendiera a abordar el estudio de una manera autónoma y proactiva. Logrando así entregarle las herramientas para desenvolverse en el futuro.

El profesor Toru Kumón  dejaba diariamente las hojas con ejercicios de matemáticas y su esposa supervisaba que su hijo los hiciera estableciendo la siguiente práctica:

-Su hijo debía trabajar todos los días.

-Este trabajo era continuo a lo largo de todo el año, sin hacer pausas, como era lo tradicional de los colegios durante vacaciones.

-Los ejercicios eran calificados y en aquellos que requerían corrección se le indicaban al niño pistas sin mucha explicación, para que al día siguiente el profesor viera los resultados del autoaprendizaje de su hijo.

Fue tal el impacto que tuvo en su hijo esta estrategia de estudio, que muchos apoderados le pidieron a Toru Kumón que hiciera lo mismo con sus hijos y así comenzó la expansión de Kumón en Japón y luego por el mundo. Kumón se encuentra en 49 países del mundo y la cantidad mundial de alumnos que están estudiando con la metodología es de 4.300.000, de los cuales, en Chile hay alrededor de 5.000.

Posteriormente Kumón llega a Chile  con Shigueyuki  Yamagishi en el año 1996, el cual fue enviado desde la casa matriz de América del Sur que se encuentra en Brasil. Yamagishi llegó a Chile para implementar y dar inicio al método Kumón, cumpliendo así el sueño de su fundador “Toru Kumon” que era entregar el beneficio de este método a la mayor cantidad de niños posible.

En su inicio se repartían volantes en las micros desde Los Domínicos hasta Pudahuel invitando a la gente a participar de reuniones para dar a conocer la metodología. La primera orientadora en Chile fue Sylvia Langford, la cual abrió su Unidad en el año 1996. Con el tiempo, este método comenzó a tomar fuerza y se hoy ha convertido en una herramienta de gran utilidad tanto para niños como adultos.

Actualmente, el método  Kumón  en Chile cuenta con 75 Centros de aprendizaje desde Arica a Punta Arenas. En Santiago existen 43 centros disponibles. Entre ellos se encuentran: uno en calle  Los Faldeos, En San Carlos de Apoquindo, pleno sector  oriente, donde las generaciones más jóvenes concentran sus estudios tanto académicos como escolares. Pero en Total se cuentan 43 centros disponibles en 24 comunas de la capital.

Patricia Mosó Correa, experta y orientadora de este método en Chile, cuenta su experiencia y cómo ha sido la evolución de sus alumnos.

“Lo que he observado, de acuerdo a mi experiencia de 12 años, es que independiente de la edad (desde los tres años), al orientar a mis alumnos logro que sean capaces de desarrollar al máximo su potencial, respetando su ritmo y capacidades personales. Es clave para formar personas con confianza en sí mismas, disciplinadas, autónomas y perseverantes”, asegura.

Los resultados académicos tanto en preescolares, escolares, universitarios o en personas con necesidades especiales han sido positivos, según se asegura, demostrándole a cada uno que puede lograr sus metas sin poner límites o paradigmas.

En cuanto al área del Lenguaje Patricia  explica que el material de Lenguaje comienza con la alfabetización, logrando que el niño aprenda a leer y a escribir mediante un aprendizaje natural y el objetivo final es lograr “una comprensión lectora perfecta”.

En matemáticas Patricia comenta que comienza desde  reconocer cantidades hasta contenidos universitarios (Cálculo). “El proceso y el avance que mis alumnos adquieren indica que obtienen resultados positivos. En ambas disciplina, Kumón da las herramientas para que cada alumno  pueda resolver los ejercicios de manera fácil y eficiente, logrando así obtener buenos resultados”.

kumon disciplinas

class

Este  2016 Kumon Chile cumple 20 años y se celebrará el XI Encuentro Nacional de Orientadores que se realizará el 30 de Noviembre; en este evento asistirán autoridades de Kumón a nivel mundial y orientadores de toda Latinoamérica. Para mayor información visite el sitio web: www.kumonla.com

Más sobre Cultura Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X