La Inclusiva: Un lugar delicioso y pensado para todas las capacidades

Porque no existen barreras que te impidan comer rico, aquí no hay exclusiones. Conoce este emprendimiento.

Guía de: Cultura Chilena

restaurante

Dicen que hay que tener la guitarra en la mano, para saber cómo suena. Y eso es lo que precisamente motivó a su dueño y socios para llevar a cabo este proyecto, hoy convertido en un sabroso negocio.

La falta de espacios para visitar o de transporte público, por ejemplo, son hechos que día a día condicionan la vida de quienes tienen alguna limitación física, a la hora de solicitar un servicio o acceder a algún lugar puntuales. Esto hace que quienes tienen alguna condición especial se sientan distintos al común de los chilenos.

Siempre se habla de la inclusión, en chile, pero el dueño de “La Inclusiva” siente que aún falta mucho por hacer, para lograr que esta postura deje ser sólo un discurso. Rodrigo Ancán es chef de esta sanguchería gourmet y comenzó a pensar en este proyecto cuando se dio cuenta que faltaban lugares que aceptaran y facilitaran el ingreso de personas con capacidades diferentes. Rodrigo lo pensó y lo hizo.

900dd04a17add8425346

A simple vista parece una sandwichería cualquiera, pero ocurre que con detalles importantes marca la diferencia dentro de este rubro. “La Inclusiva” está especialmente orientada para recibir a personas con  capacidades diferentes. Ya sean ciegos, sordos o mudos, o con cualquier otra de estas características, esta particular sandwichería acoge a personas con estas capacidades y además de eso, es capaz de ponerse al servicio de ellos, mediante un menú creado con sistema braile. O bien, complementar su servicio mediante el lenguaje de señas o rampas de acceso, para poder ingresar más fácilmente al lugar, de modo de asistir y brindar la mejor atención a sus clientes.

sangucheria-inclusiva_816x544

Rodrigo tiene dos socios, Felipe Villalobos, quien es sordo de nacimiento y Juan Muñoz, técnico en gastronomía, quien también presenta alguna dificultad en el lenguaje. Pero para ellos, nada de esto les significó algún problema para lograr su objetivo. Según Ancán, a la gente que no presenta algún grado de capacidad diferente, le cuesta entender y comunicarse con quienes sí tiene alguna condición física distinta y, por lo mismo, el mensaje que Rodrigo entrega para todos ellos, es que sean un poco más empáticos y ver más el bien colectivo.

La Inclusiva se encuentra en Irarrázaval 3993, comuna de Ñuñoa. Lugar donde, además de degustar sandwiches, se puede encontrar con un rico charquicán a la hora del almuerzo para seguir con las mejores energía lo que resta de la jornada laboral.

Juan Muñoz, de 25 años y socio de Felipe y Rodrigo, destaca la intención aumentar el campo laboral a personas en situación de discapacidad con esta  particular sandwichería, que ya recibe un buen feedback de todos sus clientes, quienes dicen sentirse muy bien recibidos en el lugar.

sanguches la inclusiva

 

Más sobre Cultura Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X