Se crea el primer banco de pelucas en Temuco: Aplaudida iniciativa

Un pelito de amor: La campaña que le ha devuelto la sonrisa a pacientes con Cáncer.

Guía de: Cultura Chilena

autoridades hospital

El cáncer es una de las enfermedades más terribles que se han posicionado en la mente y cuerpo de los chilenos. Es capaz de devastar a cualquiera y atenta contra la imagen física de las personas, entre otras consecuencias. Una de estas repercusiones más típicas es la pérdida de cabello, un hecho que puede alterar la vida de cualquier paciente, pero especialmente de las mujeres.

El pelo largo en las mujeres es sin duda un símbolo de sensualidad y parte importante de su femineidad. Y para una mujer, usar el pelo largo o tener el pelo lindo es un factor que se suma a la belleza femenina actual. Sin embargo, para un enfermo de cáncer, perder su pelo a causa de la quimioterapia era un hecho que  no podía casi evitarse.

Sin embargo, esta condición ya es historia. Gracias al nuevo banco de pelucas, que se ha creado en la ciudad de Temuco. “Un pelito de amor” es la campaña que se ha logrado realizar gracias a la Universidad Autónoma y al núcleo de investigación de desarrollo social de esta casa de estudios.

¿Cómo funciona esta iniciativa?

Doscientos sesenta personas han donado cada una 20 centímetros de su pelo, con el fin de confeccionar las pelucas, que serán destinadas a los pacientes oncológicos del hospital en Temuco. Esta confección fue entregada por el vicerrector de la Universidad Autónoma Emilio Guerra al director (s) del Hospital.

Adquirir una de estas pelucas es muy costoso, cada una de ellas puede llegar a costar unos 600.000 pesos, por el trabajo que lleva hacerlas, y para los pacientes del sistema público es muy complejo poder comprarlas, por lo que cuando esta iniciativa tomó lugar, “decidimos hacer el esfuerzo y donar 5 pelucas de pelo natural”, explica el director(s) del Hospital de Temuco, Heber Rickenberg.

Aurora es la única experta en elaborar pelucas de cabello natural en Temuco y cuenta que su confección se demora tres días. Si bien tiene un ayudante, dice que el trabajo debe quedar perfecto, para entregar una peluca en buenas condiciones a los pacientes que la necesiten.

Rosa Palma, paciente oncológica del hospital, perdió su cabello a causa del cáncer y el poder recibir una de estas pelucas ha sido la solución para esta mujer.

Así como Rosa, otros pacientes, como Lilia Tapia, paciente del servicio de Hematoncología, también ha sido beneficiada con una peluca. Dos testimonios de pacientes que hoy pueden volver a mirarse al espejo y sonreír nuevamente.

recortada

 

Más sobre Cultura Chilena

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X