Inicio » Cultura China » Equipo

Guerreros de terracota: viaje a la tumba de los guardianes

Qin Shi Huangdi se llevó a un ejército de ocho mil soldados de barro a la tumba, para que lo protegieran incluso tras su muerte.

29 de marzo de 1974. El campesino Yang Xin Man junto a otros lugareños de Xi’an, en el este del China, cavaban en busca de agua cuando se encontraron con la cabeza de una estatuilla de terracota de tamaño natural. Ese sería el primero de unos 8.000 hombres de barro que aún no han terminado de ser desenterrados.

El Ejército de Terracota es uno de los descubrimientos arqueológicos más importantes del siglo XX, y en 1987 fue listado por la Unesco como Patrimonio de la Humanidad. Por eso los Guerreros de  Terracota son un destino obligatorio para cualquier persona que visite China.

Guerreros Terracota

Foto: Mariana Osorio

Los Guerreros de Terracota son patrimonio de la humanidad.

El museo se encuentra a una hora en bus de Xi’an, provincia de Shaanxi, y está ubicado a 1.5 km de la tumba de Qin Shi Huangdi. Fue él quien ordenó realizar la obra apenas asumió el trono en 246 a.c.,  cuando tenía 13 años de edad. A los 38, Qin ya había conquistado los seis estados vecinos para unificar China, convirtiéndose en el primer emperador de China.

Qin estandarizó la escritura y estableció un sistema monetario y de medidas común, además de codificar un sistema legal, desarrollar reformas agrícolas  y construir miles de caminos. También se le da crédito de haber hecho la primera versión de la muralla China. Sin embargo, éste también fue reconocido por su tiranía, y  miles de trabajadores chinos murieron debido a los trabajos forzados. Un ejemplo son los 700.000 hombres que construyeron el ejército de terracota y luego fueron sacrificados y enterrados junto a Qin para salvaguardar sus secretos.

Qin quería llevarse al ejército tras su muerte, para que lo defiendan en “el otro mundo”. Por eso hay militares de todos los rangos y están enterrados en posición de combate. Además, todos ellos son diferentes entre sí, ya que sus caras fueron copias exactas de los soldados reales.

Tres son las fosas principales abiertas al público. La número 1 contiene cerca de 6 mil guerreros formados en columnas con algunos caballos, y los arqueros al fondo. Las fosas 2 y 3 son más pequeñas, pero en ellas hay soldados de mayor rango, especialmente en la tercera, donde está el centro de comando. En todas ellas se encontraron miles de espadas y otras armas. Si usted quiere visitar el museo, le recomiendo que comience por la 3 y deje la 1 -la más espectacular- para el final.

Actualmente cientos de arqueólogos trabajan desenterrando guerreros en nuevas fosas, que serán abiertas para el turismo dentro de los próximos años. Así que si usted quiere viajar a China, aún tiene tiempo para prepararse.

Guerreros Terracota

Foto: Mariana Osorio

Más sobre Cultura China

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X