Inicio » Cultura China » Equipo

Mercado de Matrimonios chino: Cómo conseguir esposa

¿Quién mejor que los padres para ayudar a los chinos solteros a encontrar a “la esposa ideal”?

La presión social por casarse es muy fuerte para los jóvenes en China y puede ser un gran dolor de cabeza para las veinteañeras y los hombres que bordean los 30. Esa es la edad tope antes de que “se les pase el tren” y si no han logrado casarse pueden convertirse en la gran decepción de su familia.

Como la mayoría de los chinos de esta edad son hijos únicos, debido a la política instaurada en el país hace unos 30 años, deben cumplir con las expectativas de sus padres y lo que se conoce como éxito en China: terminar una carrera universitaria, ganar bien, casarse y tener hijos. Tarea difícil considerando que de aquí a 2020 habrá en el país unos 24 millones de hombres solteros (precisamente porque la política del hijo único ha llevado a la selección de género).

Pero, ¿quién mejor que sus padres para ayudarlos a encontrar a “la esposa ideal”? Pese a que muchos  no están de acuerdo con ello, no les queda otra que aceptarlo, debido a la persistencia de sus padres. Así es que cada fin de semana en pleno corazón de Shanghai, y también en otras ciudades, reúnen cientos de chinos a candidatear a sus hijos como “el marido perfecto”.

Matrimonios China

Foto: Reuters

El Mercado de Matrimonios, de Parejas o de Citas -como quiera llamarle-  ocupa un gran espacio en una de las esquinas de la People’s Square. Aquí, sin importar el clima, padres y madres llevan los “currículum” de sus hijos, que incluyen edad, altura, educación, trabajo, sueldo, si han estudiado en el extranjero y hasta si poseen auto y departamento propio.

Los carteles cuelgan uno al lado de otro, uno sobre otro, algunos en línea sobre el suelo, pegados en saquitos de papel rellenos con arena. Son bastante sobrios, escasos de fotos y no se ve casi ninguna descripción de personalidad o carácter del candidato -a excepción de frases como “preocupado por iniciar pronto una familia”. Pero abundan en ellos los grados, los master y doctorados. Es todo muy pragmático, se podría decir.

Ahí, sentados en un rincón o junto a las cualificaciones de sus hijos, esperan a que algún otro padre se interese por ellos y se acerquen a intercambiar contactos. Si no tienen suerte después de varias visitas, es probable que terminen buscando una agencia especializada que -por unos 30 yuanes semanales (US$4.7)- se dedique a buscar prospectos para sus hijos(as), incorporándolos en largas bases de datos que terminarán colgadas en la misma feria.

Pero eso sí, no se trata de los típicos matrimonios concertados , como aquellos de los países árabes o de la India, sino más bien de citas a ciegas” planeadas por los padres de gente ocupada, que no tiene tiempo para hacer vida social. Al final son los y las jóvenes los que después de varias citas, se deciden por alguna de las opciones, o bien prefieren continuar la búsqueda.

La presión familiar es aún tan fuerte en China, que incluso han surgido ferias alternativas, como el “Mercado Falso de Matrimonios”, donde gays y lesbianas que van por iniciativa propia para formar matrimonios por conveniencia, y así tener un hijo para satisfacer los deseos de sus padres.

¿Qué crees tú sobre este tipo de “mercados”? ¿Aceptarías que tus padres te busquen “citas a ciegas”?

Más sobre Cultura China

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X