Puentes de vidrio: La nueva tendencia que obsesiona a China

Estos miradores con suelo transparente son un recurso que está siendo utilizado también en varios países.

Guía de: Cultura China

Turistas llegan a la apertura del puente de vidrio más largo y alto del mundo, en Zhangjiajie, China.

Turistas llegan a la apertura del puente de vidrio más largo y alto del mundo, en Zhangjiajie, China. Créditos: Shao Ying /EFE

China acaba de inaugurar el puente de vidrio más alto y largo del mundo, ubicado en la zona montañosa de Zhangjiajie, el lugar cuyo paisaje sirvió de inspiración a James Cameron para la escenografía de su película Avatar.

Se trata del “Skywalk”(este es su nombre provisorio, ya que los funcionarios chinos ya han llamado al público a proponer nombres más atractivos para bautizar el puente), una estructura de vidrio y acero de 430 metros de largo, que soporta a 800 personas y está elevada a nada menos que 300 metros sobre el suelo, un puente que une los dos extremos del Gran Cañón de Zhangjiajie, en la provincia de Hunan. Esta mega estructura rompe 10 records mundiales, incluido el salto en bungee más alto del mundo. Para este año ya están planeadas una serie de actividades, como desfiles de moda y clases masivas de yoga.

Este puente le quitará el trono a su antecesor, el Haohan Qiao o “puente de los valientes”, el cual fue inaugurado en 2015 y se hizo famoso como el puente más terrorífico del mundo, el cual produjo ataques de vértigo a cientos de turistas. El Haohan Qiao queda en el Parque Shiniuzhai, mide 300 metros de largo y cuelga a 180 metros sobre el suelo, uniendo dos picos de la Montaña del Buda de Piedra.

“Miras hacia abajo y sientes miedo, pero luego te recuperas de eso y disfrutas el paisaje. Fue hermoso, casi como estar caminando sobre el aire”, dijo a la BBC una turista china de 19 años, tras visitar el puente de los valientes.

La moda de cristal

Hasta 800 personas al mismo tiempo soporta este puente.  Créditos: Fred Dufour /AFP

Hasta 800 personas al mismo tiempo soporta este puente. Créditos: Fred Dufour /AFP

Estos miradores con suelo transparente son un recurso que está siendo utilizado en varios países, ya sea por medio de rascacielos, puentes, o miradores al aire libre. Sin embargo, en China se han convertido en una suerte de obsesión. Durante los últimos años no han parado de inaugurarse mega estructuras como los puentes recién mencionados, y numerosos parques naturales han construido sus propios puentes-miradores que sirven para una extraña mezcla de vértigo, adrenalina y deleite visual de los visitantes.

Ya existen casi diez atracciones de este tipo en zonas montañosas de China, donde cada provincia compite por tener los más atractivos puentes colgantes, miradores y pasarelas adosadas a terroríficos acantilados, que buscan llamar la atención de los millones de turistas internos.

Otro ejemplo es el famoso mirador de cristal más grande del mundo, que se ubica en Shilinxia, Beijing y abrió al público en mayo pasado. Con sus 32,8 metros de longitud, es una magnífica obra de ingeniería que usa tecnología de la industria aérea aplicada al turismo, con paneles de vidrio blindado con aleaciones de acero y titanio.

Esta obsesión no se limita a las zonas rurales; en las mismas ciudades también existen atracciones de vidrio a altas alturas, como el Shanghai World Financial Center, que parece un destapador de botella y cuya parte superior es el mirador más alto del mundo, con suelo de vidrio en el piso 97, con 440 metros de altura es uno de los miradores más altos del mundo.

Al parecer, para los turistas ya no es suficiente solo con conocer un lugar, los viajeros chinos están cambiando sus gustos y cada vez buscan destinos más llenos de peligro y emoción, un “no se qué” que diferencie a cada destino, y China se ha tomado muy a pecho que las mega estructuras son lo suyo (desde tiempos antiguos…).

Seguridad

Pese al gran éxito, esta moda ha traído sus inconvenientes. Aunque las estructuras están hechas para aguantar fuertes vientos y terremotos, así como cientos de visitantes al unísono, igual han atraído dudas respecto a su seguridad. En Octubre del año pasado, uno de los paneles de vidrio del Puente de los Valientes se trizó –al parecer debido a objetos lanzados por los turistas-, generando pánico entre los visitantes.

El Skywalk está construido con 99 paneles de vidrio transparente de tres capas. Para verificar la solidez del mismo, en julio pasado lo cruzó nada menos que ¡un camión de dos toneladas!.  Con esto, nadie debería temer por su seguridad.

De todos modos, parece que esta moda de las megaestructuras de vidrio no se detendrá y cientos de turistas ávidos de adrenalina y aventura seguirán llegando, con el afán de experimentar la visión de un ojo de pájaro sobre los maravillos paisajes de la China rural.

¿Ustedes se animarían a caminar por este puente? Antes de que respondan, les dejo aquí un video del más pequeño “Puente de los Valientes”:

Más sobre Cultura China

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X