Inicio » Cultura Japonesa » Equipo

Golden Week en Japón, semana dorada para descansar

Entre el 29 de abril y el 5 de mayo, existe una serie de días festivos que revoluciona la vida diaria de los japoneses. “Golden Week” es una instancia ideal para alejarse de la ciudad, viajar con la familia y poder apreciar la naturaleza.

La “Golden Week” o “Semana Dorada” es un periodo de festividades que transforma totalmente la rutina de la sociedad japonesa. El éxodo que se provoca desde las grandes metrópolis hacia localidades que ofrecen un mayor contacto con la naturaleza, abarrota los terminales de buses y estaciones de trenes, agota los pasajes y reservas hoteleras, y hace subir los precios debido a la intensa demanda concentrada en este pequeño lapso de tiempo.

Para aquellos que prefieren quedarse en la gran ciudad, también pueden disfrutar de un innumerable despliegue escénico, en parques y templos, que inunda las calles con los más exquisitos aromas y llamativos colores. Cientos de puestos de comida callejera ofrecen, a lo largo y ancho de la ciudad, un menú ilimitado de formas, texturas, sabores y precios. Desde bolas de masa de arroz glutinoso a las brasas, hasta brochetas de cerdo a la plancha y postres gelatinosos multicolores sacados de una película de ciencia ficción. De esta forma, gastronomía y eventos varios invitan a los japoneses y turistas a relajarse mientras se pasea tranquilamente con los amigos o la familia. Pero ¿qué es lo que realmente celebran estas festividades?

Golden Week

Foto: EFE

Kioto y sus cerezos son uno de los destinos más populares en la Golden Week.

La “Golden Week” se inicia el 29 de abril celebrando el “Día de Shouwa”, que corresponde al natalicio del fallecido emperador Hirohito. Considerado el último emperador “divino”, con descendencia directa de la Diosa del Sol Amaterasu, Hirohito fue un personaje que marcó profundamente la historia política de Japón.

Aunque fue educado bajo una profunda tutela marcial nacionalista, su gran afición por la naturaleza lo hizo salir de Japón y completar sus estudios en Europa. Hirohito bautizó su mandato como “Periodo Shouwa”, que en japonés es algo así como “La paz que ilumina”; sin embargo, bajo su mandato tuvo que lidiar con los poderes militares de su país que lo llevaron a la Guerra contra China y posteriormente a la Segunda Guerra Mundial.

Tras el lanzamiento de la bomba atómica estadounidense, Hirohito firma la rendición y posteriormente renuncia a la monarquía absoluta y a su calidad de descendiente divino. Creo que ésta, entre muchas otras cosas, hacen a la figura de Hirohito tan respetable y cercano a la sociedad japonesa actual.

El siguiente día festivo dentro de la “Golden Week” es el 3 de mayo y corresponde al “Día de la Constitución”. Como podrán darse cuenta los días 30 de abril más el 1 y 2 de mayo no son feriados oficiales, pero dependiendo del día de la semana en que caigan y/o del buen humor que estén los jefes de las empresas, son días que tampoco se trabaja.

El “Día de la Constitución” conmemora la Nueva Constitución japonesa de 1947. A nivel mundial este tipo de feriados de carácter aburrido e impuestos siempre por los gobiernos, más que ser celebrados son simplemente aprovechados para el ocio. Pero el “Día de la Constitución” en Japón es más que digno de celebrarse, ya que da un increíble ejemplo que sin duda deberían seguir todos los países del mundo: la promulgación de su artículo 9. Permítanme dárselos a conocer a continuación en forma textual.

Capítulo II. Renuncia a la guerra

ARTÍCULO 9.   Aspirando sinceramente a una paz internacional basada en la justicia y el orden, el pueblo japonés renuncia para siempre a la guerra como derecho soberano de la nación y a la amenaza o al uso de la fuerza como medio de solución en disputas internacionales. Con el objeto de llevar a cabo el deseo expresado en el párrafo precedente, no se mantendrán en lo sucesivo fuerzas de tierra, mar o aire como tampoco otro potencial bélico. El derecho de beligerancia del estado no será reconocido.

El día 4 de mayo, le corresponde el turno al “Midori no hi” o literalmente “Día Verde”. Durante la “Golden Week”, este día está dedicado a interactuar con el medio ambiente, a contemplarlo y respetarlo. La mayoría del pueblo japonés da una gran importancia a su relación con el entorno natural, debido seguramente a su influencia religiosa shintoísta que plantea la existencia de espíritus divinos en cada componente de la naturaleza.

Por último, la “Golden Week” cierra su ciclo con el 5 de mayo, donde se celebra el “Kodomo no hi” o “Día del Niño”. El mismo que celebramos en occidente pero con una inmensa variación valórica.

Más sobre Cultura Japonesa

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X