Inicio » Cultura Japonesa » Equipo

Kyoto, un paraíso entre la tradición y modernidad

La majestuosidad de la ciudad queda demostrada con sus templos monumentales y el deslumbrante palacio imperial que hacen recordar que Kyoto fue la capital nipona por siglos antes que se trasladara a Tokyo.

Una de las ciudades favoritas de quienes han viajado al país del Sol Naciente, sin duda es Kyoto, lugar que llama la atención de inmediato por mantener intacta las tradiciones más arraigadas del Japón antiguo, donde las construcciones evocan recuerdos feudales y sus avenidas, aún son recorridas por geishas. Y si bien los atractivos se acentúan en primavera, por estos meses (otoñales) sus recursos naturales, hacen de Kyoto, una de las ciudades más espectaculares.

En Japón, el principal atractivo en primavera es el florecimiento de los árboles de cerezo que trae consigo el hanami, actividad que se ha llevado a cabo desde épocas inmemoriales y que consiste en la observación de las flores, así lo dice su traducción. Este evento es realizado por la sociedad completa y en Kyoto el lugar favorito para llevarlo a cabo es en Tetsugaku no michi o el Paseo del Filósofo, un sendero de sakura o árboles de cerezo que se extiende por unos dos kilómetros. Además, se encuentra ubicado al costado de un canal, brindando un excelente panorama para el relajo y la contemplación. Asimismo, durante el otoño se admira el color que adquieren los mismos árboles, muchos de ellos, rojizos y de amplios matices.

Kyoto

Foto: Agencias

La majestuosidad de la ciudad queda demostrada con sus templos monumentales y el deslumbrante palacio imperial que hacen recordar que Kyoto fue la capital nipona por siglos antes que se trasladara a Tokyo. La mayoría de los templos apostados la ciudad son budistas y entregan a los visitantes diversas bellezas, pero lo más llamativo de todo, es ver cómo las construcciones de estos enormes templos se integran de manera armónica al paisaje que los rodea.

Para contemplar

Kinkaku-ji, templo  dorado, es un imponente santuario bañado en oro que cuenta con un número importante de reliquias de la religión budista y que maravilla por su entorno natural, rodeado por jardines al estilo zen y un lago. Asimismo, existe otro templo de características similares llamado Ginkaku-ji, cuya arquitectura destaca por sus dos pisos y su famoso jardín de arena que se dice, simboliza la majestuosidad del monte Fuji.

Siguiendo en la línea de lo natural, existe un templo ubicado entre montañas denominado Kiyomizu-dera (agua pura), nombre recibido por las cascadas que existen en el recinto y que guarda una leyenda desde tiempos remotos. La historia dice que las personas o valientes que se atrevan a dar un salto desde la cima de la montaña y sobrevivan se les concederá un deseo. Lo que resulta muy probable, ya que la vegetación es tupida y pese a lo alocado que suena, en el pasado muchos lo hacían por lo que ahora está prohibido.

El Palacio Imperial de Kyoto es un atractivo imperdible para quienes visiten Japón, ya que es una antiquísima construcción que pese a haber sido restaurada tras un feroz incendio que azotó las instalaciones, mantiene aspectos tradicionales de antaño y pregona la majestuosidad de sus moradores en todos los rincones. Los turistas interesados en visitar este castillo, deberán hacer reservas con anticipación y cancelar una entrada que les permitirá tomar uno de los dos tour en inglés que consiste en una caminata de 80 minutos por el recinto. En el trayecto, se podrán apreciar las habitaciones privadas de los emperadores, los salones de ceremonias y sus extensos parques.

Kyoto

Foto: Agencias

En tanto, si lo tuyo es la ciudad, Kyoto se caracteriza por tener sectores que mantienen intactas algunas interesantes tradiciones, el más importante es el barrio Gion donde aún es posible ver geishas, mujeres que desde pequeñas aprenden las más sofisticadas disciplinas artísticas y que elaboran variados espectáculos. Un lugar para compartir con ellas son las Ochaya, especie de salón donde los visitantes pueden participar de la famosa ceremonia del té y consumir este brebaje al estilo japonés. Mientras que los amantes de las artes antiguas encontrarán en Gion Corner el mejor lugar para apreciar espectáculos kabuki.

 

 

Más sobre Cultura Japonesa

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X