Athletic de Bilbao: Campeón de la Copa del Rey sin jugar un minuto

El equipo vasco se consagró campeón de la Copa del Rey de 1904 sin haber llegado a pisar el césped de la ciudad de Madrid, donde fue la competencia.

Guía de: Curiosidades

La Copa del Rey es un torneo con tradición y varias anécdotas “sabrosas”. Sin embargo, resulta increíble que Athletic Club, de la ciudad vasca de Bilbao, haya ganado esta competición sin disputar ni un solo partido.

¿Asombroso? pues sí, el equipo vasco se consagró campeón de la Copa del Rey de 1904 sin haber llegado a pisar el césped de la ciudad de Madrid, donde fue la competencia. Todo comenzó durante la segunda edición del campeonato de España, hoy conocido como Copa del Rey, que fue organizado en la capital española por la asociación Madrileña de clubs de Football. Los participantes fueron Athletic Club Bilbao, Español de Barcelona sumado a cuatro equipos madrileños.

Athletic de Bilbao

Foto: Internet

Plantel del Athletic de Bilbao.

Al inicio, el club vasco pasó a la final porque su rival, Español de Barcelona, decidió no viajar a competir. Por su parte, el 19 de marzo, Moncloa F.C, goleó 4 a 0 a Iberia mientras Madrid F.C y Español empataron 5 a 5. Los jugadores de estos dos últimos equipos no quisieron definir la igualdad en un alargue, debido a esto los organizadores decretaron repetir el partido al día siguiente. No obstante, los jugadores del club madrileño no se presentaron, al argumentar que el reglamento del torneo prohibía formalmente que se jugaran dos partidos en días consecutivos.

De esta manera, el 27 de marzo se cruzaron en la semifinal Español y el club madrileño Moncloa, sin embargo, este juego se suspendió cuando el defensor local Alfonso Hermúa sufrió una doble fractura de tibia y peroné. Como Español ganaba 1 a 0 al momento de la interrupción, reclamó pasar a la final y enfrentar en esta instancia a Athletic.

Durante una asamblea de la Asociación Madrileña de Clubs de Football reunida para resolver el caso, el presidente de la entidad Ceferino Rodríguez Avecilla  propuso aceptar el reclamo. El inconveniente fue que Ceferino era, al mismo tiempo, el presidente de Español, por lo que su voto fue rechazado.

Para resolver el conflicto, se recurrió a un sorteo que favoreció a Español en desmedro de Athletic, de acuerdo con el reglamento del campeonato, inicialmente, este equipo no había ganado las eliminatorias regionales: había igualado un juego y no había definido el siguiente. Frente al problema y la imposibilidad de resolver rápidamente el justo pedido del equipo bilbaíno, sumado al apuro de sus jugadores para retornar a sus ocupaciones, la Asociación Madrileña decidió consagrar como ganador a Athletic Club por su condición de campeón vigente, puesto que se había coronado el año anterior. Así, los vascos levantaron la copa de plata donada por el rey Alfonso XIII sin esforzarse mientras los madrileños gozaban de alegría al ver que su ciudad rival, Barcelona, no levantó la codiciada Copa.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X