Conoce a la “Transhumana”: Mujer se autoimplantó 50 chips e imanes en “beneficio” de su cuerpo

Una tendencia que es llamativa y genera miedo. Sin embargo, a la larga, puede ser presente y futuro.

Guía de: Curiosidades

No es una película de ciencia ficción lo que ha llevado a cabo Lepht quien, en su blog, se define como “una hacker británica de wetware sin rostro o género, sin dioses o dinero, a la que le gusta la gente, la ciencia y el transhumanismo práctico”, según se señala en el perfil de su web llamado Sapiens Anonym.

lepht1

“Yo prefiero sufrir el dolor y adquirir conocimientos que evitar el dolor y quedarme sin el conocimiento”, dijo la mujer a la BBC al avalar las razones que le han llevado a tener más de 50 operaciones, en su cuerpo, en los últimos ocho años y autodenominarse wetware.

Y he ahí cuando varios se preguntan que es este termino relacionado al siglo XXI.

“El término es usado para describir la encarnación de conceptos de la construcción física conocida como sistema nervioso central y la construcción mental conocida como la mente humana. Wetware es una abstracción de dos partes de un humano vistas desde los conceptos informáticos del hardware y el software”, señalan los diccionarios especializados.

lepht2

La idea es que si un hacker modifica un sistema para ser usado con otro fines será denominado como wetware.

“Lo que hacemos es intentar usar tecnología de una manera personal para que nuestros cuerpos sean mejores”, sostuvo Lepht.

Por otro lado, el transhumanismo se asocia a utilizar la tecnología en favor de los humanos.

“El transhumanismo es básicamente la filosofía de que podemos y debemos mejorar la calidad de vida usando la tecnología”, señala Lepht.

 

Uno de los pioneros en establecer esta teoría fue el filósofo británico Max More, quien escribió artículos y armó un movimiento intelectual con detractores y partidarios alrededor del mundo.

“Los transhumanistas buscan la continuación y aceleración de la evolución de la vida inteligente más allá de su forma humana actual y sus limitaciones por medio de la ciencia y la tecnología, guiados por principios y valores de la promoción de la vida”, señaló en 1990.

En ese contexto, existen grinders o biohackers, quienes, como afirma Lepht, son transhumanistas prácticos, quienes están a favor de experimentar con su cuerpo en materia de tecnología y ciencia. Por aquella la mujer tolera el dolor que se autoinflige cuando se somete a operaciones.

“No hay otra manera fácil de lograrlo que no sea sentarse a esperar que alguien que tenga un laboratorio de investigación y respaldo corporativo lo haga”, sostuvo la bloguera.

lepht4

La mujer, oriunda de Escocia, tuvo su primera experiencia en 2007 al incorporar en su cuerpo un chip digital y un lector por internet, junto con unos instrumentos médicos estériles. Asimismo, las operaciones, se las hizo para insertar imanes en sus dedos con el propósito de adquirir un sentido extra.

“Los imanes, que se pueden activar con pequeñas bobinas de cable conectadas a sensores externos como ultrasonidos o infrarrojos, le permiten “sentir” la distancia entre sus manos y los objetos o el calor remoto”, advierte el artículo de la BBC.

Por aquello la mujer señaló que su sistema “nervioso funciona con señales electrónicas, de la misma forma que cualquier tipo de aparato. Son señales que viajan por tu cuerpo hacia tu cerebro, sólo que en vez de circuitos tenemos nervios”.

En ese sentido, ella se muestra feliz puesto que sus chips tienen una utilidad bastante interesante. Puede pagar sin necesitar la tarjeta de crédito o transferir datos que se verán reflejados en la pantalla del computador.

“Cuando uno pone un pequeño nodo en el sistema nervioso, si este genera una señal eléctrica, se conectará con tus nervios sin problema”, advierte.

Por otro lado, Lepht, se defiende de sus detractores al afirmar que desde su punto de vista: “estoy ejerciendo mi derecho sobre mi propio cuerpo”. Mientras que su blog de “biohacking de Lepht” sigue creciendo y ya ha recibido más de 600.000 visitas.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios