Conoce el origen de la marca de cosméticos Avon: Todo gracias a un vendedor de enciclopedias

El primer producto que generó fue un set de 5 pequeños perfumes.

Guía de: Curiosidades

En cada hogar, como era costumbre antes, existía una enciclopedia familiar donde tanto padres como hijos podían consultar información de diferente índole. Una oportunidad, por ese entonces, para David H. McConell, quien era vendedor de libros y con esfuerzo compró la empresa a su patrón.

El primer logo incluyó un dibujo de la casa de campo de la esposa de Shakespeare: Anne Hathaway.

Hasta ahí un emprendedor más que deseaba cumplir con “el sueño americano”. Sin embargo, su acierto ocurrió cuando vislumbró el éxito que tuvo al regalar a sus mejores clientes una muestra de perfume.

En un momento, según se consignó en el libro “Las hemorroides de Napoleón y otras 499 anécdotas que pudieron (o no) cambiar  la historia”, los perfumes opacaron a los libros. Por ende, en 1886, con escaso capital decidió fundar la California Perfume Co. El primer producto que generó fue un set de 5 pequeños perfumes llamado “Little Dot”, el cual contaba con las fragancias rosa blanca, jacinto, violeta, heliotropo y lirio del valle.

Ya en pleno siglo XX, durante un viaje a Inglaterra, el emprendedor visitó el pueblo natal de Shakespeare, su autor favorito, llamado Strafford Upon Avon.  Por aquello decidió cambiar el nombre de la empresa por Avon Cosmetics, mientras que su primer logo se diseñó en 1929.

Actualmente, dicha marca, está en más de 100 países y fue pionera en venta directa.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X