El misterio tras la muerte de John Wayne y otras 90 personas tras grabar una película

Una película de alto presupuesto que, supuestamente, por detalles de producción, causó graves enfermedades.

Guía de: Curiosidades

El público recuerda a John Wayne como, un actor famoso por sus apariciones en western, todo un cowboy. No obstante, su filmografía abarca otros géneros como el cine épico en cintas como “El conquistador de Mongolia”. En ella reemplazó a Marlon Brandon.

Y es que “El Duque” falleció en Los Ángeles, California, el 11 de junio de 1979. Tenía 72 años y su muerte fue de un cáncer de estómago. ¿Qué relación tiene la causa de su muerte con “El conquistador de Mongolia”?

Resulta que su muerte, junto a 90 personas más, se relaciona a una historia tétrica que quizás varios lectores considerarán increíble debido a que está vinculada a la producción de dicha película.

johnwayne

La pieza audiovisual sólo fue financiada por el excéntrico Howard Hughes, debido a que sus costos eran altos para la época, mientras que Dick Powell la dirigió.

Hasta ahí, no deja de ser una mega producción del Hollywood cincuentero. No obstante, los problemas se vieron años más tarde. Por la “Guerra Fría” las locaciones no pudieron llevarse a cabo en Mongolia, por lo que se optó por el desierto de Utah.

El encargado de locaciones y menos el equipo de producción no se percataron de un gran detalle. Estados Unidos había realizado pruebas nucleares, en “Nevada Tset Site”, donde realizaron 31 pruebas en cuatro años, el cual estaba a 200 km del lugar en el que se alojaban los realizadores de la película.

El mismo equipo del film sufrió con el viento y lluvias que tenían radiación. En las noches decían que la arena brillaba con un extraño resplandor rojizo y pudieron detectar –mediante contadores geiger- que existían indicios de radiación.

Y así, no conformes con estar tres meses expuestos en ese ambiente, llevaron 60 toneladas de tierra de aquel desierto, a California, para poder rodar las escenas finales.

Hasta 1984 las cifras no mentían, 91 de las 220 personas, que participaron en el rodaje, murieron o tenían algún tipo de cáncer. Quien ratificó dicha información fue el profesor de Biología de la Universidad de Utah, Robert Pendleton.

Él afirmó que para un grupo de 220 personas, en temas de estadística y tiempo, era normal es que se hubieran dado 30 casos, no 91. Mientras que la revista “People” consignó que los enfermos de cáncer fueron 150.

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X