Mundial Suecia 1958: La curiosa historia de la radio que compró Garrincha

“Este aparato no te va a servir en Brasil le dijo porque sólo transmite en sueco”, le dijeron, y él se lo creyó.

Guía de: Curiosidades

En la década del 50′, el fantástico delantero brasileño Manoel “Mané” Francisco Dos Santos, popularmente conocido como “Garrincha”, estuvo bastante cerca de no ir al Mundial de Suecia.

garrincha

Foto: Archivo

¿La razón? Entre las innovaciones deportivas que se dieron a conocer en Estocolmo, se destacó la contratación de un psicólogo, Joao Carvalhais, para trabajar con el plantel del entrenador brasileño Vicente Feola. Según los estudios y entrevistas realizados por Carvalhais, Garrincha debía ser apartado del plantel por su bajísimo coeficiente intelectual. Asimismo, el especialista advirtió a Feola que el delantero de Botafogo de Rio de Janeiro tenía “botellas en lugar de sesos”. Al trascender este informe, Nilton Santos y Didí, compañeros de Mané en Botafogo y líderes al interior del seleccionado brasileño, se reunieron con el psicólogo y lo convencieron para que no insistiera con la remoción del atacante carioca: “Doctor, Garrincha sabe jugar al fútbol”.

A pesar de su pobre capacidad para razonar, sus pies desviados hacia adentro, tener una pierna seis centímetros más corta que la otra y su columna vertebral torcida, Mané jugó con su selección 60 partidos, de los cuales ganó 52, empató siete y perdió sólo uno. No obstante, en el transcurso de la Copa 1958, el delantero adquirió en una tienda local una radio a transistores tan cara como moderna para los tiempos que corrían.

Apenas regresó a la concentración, Garrincha mostró feliz la rutilante adquisición a sus compañeros, quienes, asombrados, lo felicitaron por su buen gusto en la elección. Sin embargo, Américo el famoso masajista del plantel, lo apartó y le explico que había hecho un mal negocio. “Este aparato no te va a servir en Brasil le dijo porque sólo transmite en sueco”. Ingenuo como pocos, Garrincha encendió la radio y comprobó que, efectivamente, en todas las estaciones los locutores hablaban el idioma escandinavo.

Asimismo, luego de algunos minutos de manifestar blasfemias contra el vendedor que, supuestamente, lo había engañado, el delantero aceptó cederle el aparato al astuto masajista, quien de esta manera se apoderó, a un costo infinitamente inferior al abonado por Mané, de la radio que sólo servía “para los suecos”.

Garrincha “El Genio del amague” (Parte 1):

Garrincha “El Genio del amague” (Parte 2):

Los mejores goles y jugadas de Garrincha:

Más sobre Curiosidades

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X