Campeones del futuro: Cómo detectarlos y la importancia de copiar el talento

En la tierna infancia serán los padres y los profesores, el círculo más cercano del deportista, quienes podrán, quizás, darse cuenta de los incipientes talentos.

Guía de: Deporte y Salud

La identificación y selección de un gran deportista en su niñez es una tarea compleja. Y de mucha importancia. Permite descubrir, encauzar y proteger a un futuro campeón en sus comienzos, evitando su disolución en la cotidianeidad.

Prever en un ser humano sus potenciales talentos reviste una buena dosis de clarividencia. Como las semillas, no todos los potenciales campeones llegarán a ser fruto maduro. Primero deben encontrar un suelo fértil; es decir, además de ser genéticamente capaces, necesitan de un medio ambiente ad hoc.

ninos-talentos

Así, junto a la genética, el entorno es fundamental en el desarrollo temprano de un talento.

Gran parte del trabajo de nuestro cerebro superior viene dado por copiar y empatizar. Empatizamos para pertenecer a la tribu, y para esto somos grandes mentirosos y copiadores. Y es precisamente este efecto espejo el que permite adquirir habilidades intelectuales, emocionales y motrices. Por eso los hijos “heredan” las habilidades y taras de sus padres. Por eso el hijo de un futbolista, por ejemplo, tiene muchas posibilidades de ser bueno para la pelota.

Primero porque quizás su progenitor(a) ya esté seleccionado naturalmente para este deporte, y porque seguramente lo ha visto jugar desde que nació, tiempo suficiente para hacer una “impresión” de aquellos gestos en su cerebro… Más allá de la predisposición genética, el efecto copia, como vemos, es fundamental. Aquí pesan la capacidad de observación del deportista, y, por cierto, el darse a entender del maestro, su talento didáctico.

La pregunta surge entonces: ¿Cómo intervenir durante todo el proceso?

Los padres y profesores

En la tierna infancia serán los padres y los profesores, el círculo más cercano del deportista, quienes podrán, quizás, darse cuenta de los incipientes talentos. Sin embargo, para intervenir en una selección y “rescate eficiente” se deben educar los ojos del profesor básico en la tarea. Eso es fundamental.

Luego viene el cuidado del medio ambiente, que debe procurar un aporte nutricional eficiente y un modelo a imitar de máxima, también, eficiencia biomecánica. Esto se logra a través de la observación de deportistas de alto rendimiento en entrenamiento y competencia. En vivo, sin duda, el efecto es mucho más poderoso que al revisar imágenes grabadas.

A continuación viene el desarrollo de la copia a través del consejo biomecánico del maestro, que debe conseguir en su pupilo un cuerpo fuerte, ágil, y capaz de ejecutar los movimientos hasta la perfección técnica.

Las habilidades psicológicas son también prerrequisitos importantes para alcanzar niveles máximos de rendimiento deportivo.

Una estabilidad emocional combinada con bajos niveles de ansiedad contribuyen a tolerar un nivel alto de entrenamiento y competencia, aumentando de paso la tolerancia a la frustración. Que también se copia.

Más sobre Deporte y Salud

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X