Restauración psicofísica: Tiempo dedicado a mejorar el bienestar físico y mental

Una terapia de Restauración Psicofísica considera el aprendizaje de técnicas de concentración, relajación, comunicación y disipación de tensión-angustia-miedo.

Guía de: Deporte y Salud

La vida moderna desgasta física y mentalmente, sobre todo a aquellos que manejan mucha tensión y llegan a la “Fase 4 de la reacción de estrés”: el agotamiento y  la enfermedad, con síntomas de mal humor, tensión, insomnio, dolores corporales, fatiga crónica, entre otros, que se reflejan en un bajo rendimiento general.

Farmacias cada media cuadra, venta de analgésicos tipo ibuprofeno, o de medicamentos para la acidez tipo omeprazol, o para los nervios y para dormir, como el ravotril, son el resultado de una forma de vida que nos lleva al agotamiento y la enfermedad.

restauración psicofísica

Foto: The North Face

El alivio químico va al síntoma, pero no al problema de fondo.

La reacción de estrés es una reacción de defensa. La palabra estrés está asociada a cansancio, tensión, pero eso es el resultado de un estrés crónico. El estrés es todo cambio del medio ambiente, que conlleva una reacción adaptativa, un cambio que va desde perder la novia o el novio, cambiarse de casa o de trabajo, el aumento del ruido ambiente, tener menos horas de sueño, a cambios del medio ambiente físico, como los de temperatura, humedad, altitud, calidad del aire, o cambios del huso horario, entre tantos otros estreses.

Estamos diseñados para adaptarnos a los cambios, dentro de ciertos límites, manteniéndonos internamente en equilibrio. Esa es la esencia de la vida. Hay una etapa de adaptación inmediata o aguda, luego una etapa de adaptación mediata o subaguda, y una etapa de adaptación de largo plazo o crónica. Cuando estos cambios o estreses nos sobrepasan, llegamos a la fase de agotamiento. No somos capaces de sostener el equilibrio. Sea porque no tenemos energía o porque los cambios son muy intensos.

En esta fase de agotamiento aparecen síntomas de dolor de cabeza, de abdomen, trastornos del sueño, sensación de cansancio, angustia, abulia, falta de voluntad, disfunción sexual, etc. Son los primeros, una antesala a la gran crisis, cuando la enfermedad golpea a nuestra puerta y nos dice: Basta, un disco “Pare”… Que muchas veces llega tarde.

Por eso, en la fase de agotamiento, cuando nos quedamos sin energía,  se impone una terapia de Restauración Psicofísica, un tratamiento de energización, que tiene tres pilares fundamentales:

1.- Ejercicio aeróbico en contacto con la naturaleza

2.- Nutrición consciente

3.- Alfaterapias

La práctica aeróbica, y de la inteligencia del cuerpo, en las montañas, es una gran escuela de inteligencia emocional, una gran lección de concentración y ritmo, autosuficiencia y trabajo en equipo, para llegar a la unidad del cuerpo-mente, a espacios extáticos de relajación profunda.

Una caminata por la orilla del mar o una excursión en la montaña son ejercicios que a un hombre agotado lo llevan a un plano energético superior. Es el camino de la paradoja. Porque el agotamiento mental es lejos el más profundo de los cansancios. Y el ejercicio aeróbico en la naturaleza es su mejor antídoto.

Si a esto agregamos sesiones de watsu, por ejemplo, masoterapia y otras alfaterapias, estamos en  Restauración Psicofísica; un tiempo dedicado a mejorar su bienestar físico y mental, y energizarnos, previniendo y sanando el agotamiento,  y potenciando las capacidades individuales y grupales, y la eficiencia del trabajo en empresa.

La actividad eléctrica del cerebro puede ser medida en un Electroencefalograma que muestra diferentes patrones de ondas. Una de estas es el ritmo alfa, propio de estados de relajación profunda, concentración y conciencia total. Muchas de las llamadas “meditaciones” son “alfaterapias”, terapias que llevan a este estado.

El watsu o el masaje son alfaterapias pasivas. Los ejercicios de respiración del yoga o del Pilates son meditaciones activas. Hay muchas más…  BIODANZA, REBIRTHING, PSICOTERPIA, CHIKUNG, MEDITACIONES DINÁMICAS, KUNDALINI, TANTRA, AROMATERAPIA, SONIDOS ARMONICOS, TAI CHI, HIDROTERAPIA, FLORES DE BACH, REIKI.

Mi receta predilecta de restauración psicofísica, es una caminata en montaña seguida de Watsu, que es una flotación asistida. Esta combinación obra maravillas. Para entrar en un estado alfa y vaciarse en un espacio meditativo… Como terapia de relajación y renacimiento, “rebirthing”. Para aliviar tensiones asociadas al cuerpo-mente. Para la restauración de lesiones… escoja: ¡watsu!

Una terapia de Restauración Psicofísica considera, además, el aprendizaje de técnicas de concentración, relajación, comunicación y disipación de tensión-angustia-miedo, y educación nutricional activa.

Más sobre Deporte y Salud

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X