Ruptura del tendón de Aquiles: Una grave lesión y sus complicadas consecuencias

Como su nombre, la ruptura del tendón de Aquiles es una gran lesión, que enfrentada sin disciplina puede truncar la carrera de un deportista.

Guía de: Deporte y Salud

Nuestro equilibrio bípedo pasa por la sustentación en dos pies que en escasos 0.05 metros cuadrados de contacto con el suelo dan cuenta de la posición de nuestro cuerpo estando erguidos. De toda esta superficie, es la punta de los pies la que concentra las acciones motoras, controladas a través de la tracción del tendón de Aquiles en su inserción en el talón como cuerda final de los músculos de la pantorrilla.

Mediante su contracción con acortamiento (contracción concéntrica), los músculos de la pantorrilla bajan la punta del pie, lo que llamamos flexión plantar. Mediante su contracción sin acortamiento (isométrica), la punta del pie queda fija, y mediante su contracción con alargamiento (excéntrica), regula la tensión y la velocidad de subida de la punta del pie, vital en aquellos movimientos de empuje que tienen que ver con el despegue del suelo como es el caso del “rechazo” de los saltadores, gimnastas y velocistas, y deportistas en general.

tendón aquilesAsí, este movimiento de izarse hasta la punta de los pies es fundamental, como el entrenamiento y cuidado que hay que tener en los músculos que lo producen… Y no sólo músculos. Porque todas estas fuerzas pasan por el Tendón de Aquiles, el más potente de nuestra anatomía junto con el tendón rotuliano, .pudiendo soportar hasta casi mil kilos  durante una carrera corta. La longitud del tendón de Aquiles es de 5 a 6 cms., y su ancho de 12 a 15 mm., siendo su espesor tiene  5 a 6 mm. Estos parámetros son importantes porque la resistencia está en relación directa al diámetro de sección y disminuye a medidas que la edad avanza.

Porque a pesar de su fortaleza y de su nombre, el Tendón de Aquiles se corta. Esta lesión puede ser espontánea, y aún bilateral (0,02% de la población), aunque el 75% de las ocasiones está  relacionada a la práctica deportiva. En deportistas, la ruptura del Tendón de Aquiles ocurre con mayor frecuencia en basquetbolistas, tenistas y gimnastas (6,9%).

El uso prolongado de terapia en base a pinchazos de corticoides a raíz de tendinitis del Aquiles, es un factor de riesgo importante para ganarse esta lesión. En todas las rupturas espontáneas del Tendón de Aquiles hallamos una degeneración de su estructura; dicho de otra forma, una estructura normal no ha sido vista en una ruptura tendinosa espontánea.

Para una lesión, como la ruptura del Tendón de Aquiles, podemos invocar por una parte deficiencias de su calidad producto de alteraciones anatómicas, y por otra, fuerzas, generalmente internas, que sobrepasan su resistencia. Con medios deficientes para disipar calor, hay también teorías que proponen en el mecanismo de ruptura un calentamiento por uso, y que durante el ejercicio lo hace perder resistencia.

Tensión aplicada al tendón

El mecanismo de ruptura usual es una tensión aplicada al tendón cuando la unidad músculo-tendinosa está ya contraída, y la punta del pie soporta todo el peso del cuerpo… el talón baja, y justo en el momento de despegar para dar el salto o el siguiente paso, el atleta siente un golpe sórdido en la pantorrilla baja. Tan inesperado es, que muchas veces, desconcertado y malogrado mira buscando quién le pegó. La ruptura también puede sobrevenir por una brusca dorsiflexión (movimiento que tensa el tendón al subir la punta de los pies) o en un momento de descoordinación motora.

Se trata de una lesión grave en la vida de un deportista, y cuyo tratamiento generalmente es quirúrgico mediante la sutura de los cabos cortados. El tendón de Aquiles tiene una gran habilidad para autosanar. Así, en rupturas parciales o cuando hay oposición de ambos cabos puede plantearse una terapia no operatoria, con el uso de un yeso para forzar la posición del pie.

La rehabilitación es larga, mucho mayor a los tres meses que generalmente se invocan, pero la disciplina da sus frutos.

Más sobre Deporte y Salud

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X