Inicio » Diabetes » Equipo

¿Qué es la hipoglicemia?

Hipo en griego es bajo y glicemia quiere decir azúcar en la sangre. Entonces se trata de un bajo nivel de azúcar en la sangre. ¿Cómo enfrentar una hipoglicemia?

Para comenzar hay que dejar claro que la hipoglicemia es uno de los problemas más comúnmente asociados al tratamiento con insulina, pero también les pasa a las personas que toman pastillas.

No son pocos lo médicos que hablan que una persona con diabetes que no tiene hipoglicemias está mal controlada, que las hipoglicemias son parte del buen control… Esto es así pues si tenemos como objetivo de nuestro tratamiento mantener glicemias lo más cercano a lo normal posible, tender a eso nos llevará siempre a transitar por el borde de la hipoglicemia, corriendo el riesgo de caer un poco más de lo deseable.

Hipoglicemia

Foto: El Mercurio

Una hipoglicemia se define como la glucosa en sangre bajo los 70 mg/dL.

En general hay consenso para decir que una hipoglicemia se define como la glucosa en sangre bajo los 70 mg/dL.

Quienes hemos vivido episodios de hipoglicemia sabemos que usualmente es desagradable, con síntomas bastante comunes que incluyen temblores, sudoración, palpitaciones y confusión mental.

Algunas de las causas más frecuentes de hipoglicemia son el exceso de medicación, poca comida, atraso en la comida o demasiada actividad física sin haberla programado. Menos común, pero no por ello se debe dejar de considerar como causa, es la ingesta de ciertas bebidas alcohólicas.

En general, los síntomas son más o menos fáciles de reconocer, por lo mismo que si es rápida y apropiadamente tratada se convierte más que nada en un inconveniente que en una alarma propiamente tal.

Por cierto que una hipoglicemia severa que causa confusión mental, comportamientos extraños, inconsciencia y/o convulsiones es motivo de alarma y llegado el caso debe ser tratada con glucagón, hormona contrareguladora que ayuda a subir la glicemia.

La hipoglicemia severa se define como una donde el paciente no está capacitado para tratarse a sí mismo. Por cierto que es muy peligrosa y hay que evitarla, no porque la hipoglicemia en sí sea fatal, sino por las cosas que pueden ocurrir como resultado de la hipoglicemia. ¿Qué pasa si vas manejando un auto? ¿Qué pasa si bajas una escalera?

Algunos consejos

Lo principal es aprender a reconocer los síntomas (ya sean físicos, emocionales o mentales) pues muchos son muy particulares a cada individuo. Además, les puedo asegurar que cambian con el tiempo. Cambian los umbrales ante los cuales aparecen los síntomas. No es lo mismo sentirse “bajo” con 90 mg/dL recién diagnosticado que la sensación que tenemos con 50mg/dL luego de 20 años con diabetes. Si hay síntomas, lo mejor es medirse la glicemia para despejar dudas y así asociar números con síntomas concretos, pues a veces puede haber confusión al respecto.

Hay que leer, escuchar y preguntar todo para comprender la relación que hay entre la insulina o pastillas, la ingesta de alimentos y la actividad física para anticiparse en el tiempo al riesgo de hipoglcemia. O sea hay que estudiar, aprender por ejemplo cuándo la insulina que uno usa tiene su máximo efecto después de inyectada, qué ocurre con los hipoglucemiantes o la velocidad de absorción de los hidratos de carbono que consumimos.

No podemos quedarnos sin hacer nada. Es fundamental reaccionar ante los niveles de glicemia bajos con acciones antes aprendidas (ingerir  hidratos de carbono de acción rápida, medición a los 15 minutos, más hidratos de carbono).

Hay que realizar el tratamiento en forma correcta. No sobre tratar las hipoglicemias, porque si no tendremos el clásico rebote: de 50 mg/dL pasamos a 300 mg/dL. Sé que a veces, en la desesperación, uno come y come  hasta empezar a sentirse mejor. Y eso puede tardar unos 20 minutos. Si comen durante 20 minutos, no se sorprendan por la hiperglicemia posterior. Así que no se les pase la mano con el tratamiento.

Un paciente diagnosticado con diabetes siempre debe llevar consigo hidratos de carbono de acción rápida (jugos, caramelos, tabletas de glucosa, sobres con azúcar) para tratar las bajas.

Comprobar los niveles de glicemia con el glucómetro 15 minutos luego de iniciado el tratamiento y repetir si no hay una mejora sustantiva.

Por supuesto que todo esto debe ser discutido con el médico o con el equipo de salud encargado de la educación en diabetes.

Más sobre Diabetes

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X