Inicio » Discapacidad » Equipo

Francisca Mardones, superación que vale muchas medallas

Cuando Francisca Mardones tenía 23 años, trabajaba en un hotel de lujo en las Islas Vírgenes, un lugar de alta afluencia turística por sus bellos parajes naturales. Un accidente cambió todo.

Durante estos días hemos tenido la oportunidad de ver deportistas chilenos en los Juegos Paralímpicos de Londres 2012, como los mencionados en el artículo anterior.

Así, una de las atletas que participó, y que si bien ya fue eliminada en los octavos de final el lunes recién pasado, tiene una historia de superación vale por varias medallas de oro. Me refiero a Francisca Mardones, tenista de 34 años, quien compitió en ésta disciplina usando silla de ruedas. Pasemos a revisar parte de su historia.

Francisca Mardones

Foto: Headline Comunicaciones

Cuando Francisca Mardones tenía 23 años, trabajaba en un hotel de lujo en las Islas Vírgenes, un lugar de alta afluencia turística por sus bellos parajes naturales. Así, trabajar en un lugar como éste parece de ensueño. Esto hasta que la misma naturaleza que nos maravilla, también nos muestra el respeto que merece y la potencia que tiene: un huracán cambió de manera súbita la vida de Francisca, cuando cayó a un barranco en medio de la violenta tormenta, provocándole daño  en la columna, dejándola con una lesión medular incompleta (vale decir, la lesión en la médula espinal es sólo en un sector, manteniendo intactas las fibras de otro sector de la médula, como por ejemplo, en el síndrome de Brown-Sequard).

En el caso de Francisca, el perder parte de la movilidad de su cuerpo y comenzar a usar una silla de ruedas, no ha sido la única y más importante consecuencia; vive con algo conocido como dolor crónico, lo cual no le permite caminar, aun cuando podría hacerlo usando bastón, pero el dolor es diario y demasiado grande.

Por la lesión a la columna estuvo durante más de un año hospitalizada, siendo sometida a variadas intervenciones quirúrgicas, y debiendo consumir muchos medicamentos para disminuir el dolor.

De niña, Francisca mostró interés por los deportes, practicando atletismo, basquetbol y voleibol. De hecho, a la edad de 5 años ganó una carrera en bicicleta, lo cual la motivó para seguir entrenando y algún día poder participar en los Juegos Olímpicos.

Deporte, una opción

Tras el accidente en Islas Vírgenes, y después de  4 años de rehabilitación, el deporte reapareció como una opción en su vida, iniciando la práctica de tenis en silla de ruedas. Bastó un tiempo, y Francisca ya estaba dentro del circuito mundial.

Finalmente, Francisca clasificó a los Juegos Paralímpicos luego de una gira de 2 meses en donde logró posicionarse en el lugar Nº 25 del ranking mundial.

Más sobre Discapacidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X