Inicio » E-Business » Equipo

Errores que no se deben cometer al iniciar un negocio en Internet

En los E-Business existen algunas reglas que jamás deben ser olvidadas. De los fracasos se aprende cuáles son las que a toda costa debemos evitar para encaminarnos al éxito.

ebusiness2Cuando se tiene en mente emprender por medio de un negocio en línea, o lo que se conoce como “Startups”, es recomendable conocer cuáles son los errores más frecuentes que se cometen y que han provocado que muchos de estos emprendimientos fracasen. Los siguientes son los principales errores reconocidos por emprendedores de los E-Business:

Falta de planificación financiera. Gran parte de las Startups que han fracasado reconocen en sus balances un enorme abismo entre ingresos y gastos. La mayoría comienza a gastar el dinero antes de ganarlo. Es necesario reconocer que en los negocios se debe actuar igual que un bebé: primero se gatea, luego se intenta caminar y finalmente se pone en forma para salir a trotar.

Para eso hace falta un buen equipo, que crea en el negocio y que sepa que están iniciando juntos un proceso de aprendizaje. En este proceso es necesario entender que no se necesitan las mejores oficinas del sector más caro de la ciudad ni consultores sobrepagados. Basta con manejar bien un buen software para llevar las finanzas, sobre todo para equilibrar gastos con ventas.

Ausencia de un modelo de negocios. Las principales que deben hacerse las Startup son:

-           “¿Cuál es tu modelo de negocios?”

-          “¿De dónde provendrán los ingresos?”

-          “¿Cómo tu idea generará dinero?”

-          “¿Esperas generar utilidades?”

-          “¿Cuáles son los plazos que te has puesto para llegar al punto de equilibrio?”

Quienes otorgan financiamiento harán estas preguntas, y las respuestas deben ser consistentes porque son las mismas que se harán los socios, e incluso los empleados.

Foto: Internet

En los primeros días de las empresas punto com, nadie se fijaba con seriedad en el tema de los ingresos, y esto desencadenó la explosión de ese mercado donde los inversionistas colocaban millones de dólares en firmas que no tenían realmente un modelo de negocios sólido.

Hoy es necesario contar con un buen modelo, y considerar en lo posible más de una fuente de ingresos antes de lanzar el negocio al público.

No contar con una  estrategia exitosa. Toda buena Startup cuenta con una elaborada estrategia para su financiamiento. Una estrategia exitosa se diseña para encantar a los inversionistas en el momento adecuado.  Los propietarios quieren tener ingresos para reinvertir y para compartir con sus familias, pero los inversionistas quieren saber cuándo verán retorno y utilidades.

Posibles estrategias:

-          Generar notoriedad pública

-          Buscar ser “comprado” por un grande del mercado

-          Ingresar nuevos inversionistas para comprar compañías más pequeñas

Nadie puede decir cuál estrategia es mejor, pero la peor sin duda es esperar la llamada de los inversionistas cada minuto para preguntar “Qué pasa”, lo que sucederá cuando no plantean planes realistas y claros a ojos de todos los involucrados.

La recomendación es ser honestos a la hora de entregar la planificación financiera y los plazos de retorno a los inversionistas, siendo conservador en los cálculos, tanto como sea posible.

Inexistencia de un plan de marketing. La mayoría de las Startups nacen tras una idea genial. Se diseñan buenos productos/servicios, y se tiene el sueño de que al mostrarlos en un buen sitio Web, los clientes aparecerán por arte de magia. En las tiendas físicas, existe un principio inviolable a la hora de instalarse: “Ubicación, ubicación, ubicación”. Una buena ubicación genera tráfico de personas, potenciales clientes.

Los sitios Web también necesitan generar visitas para convertirlas en clientes. El marketing es esencial para conseguirlo, y debe ser planificado antes de lanzar el sitio en Internet.

Aislamiento tecnológico. Los E-Business usan la tecnología como carretera para sus planes.  Pero la tecnología no puede ser el centro de nuestra atención, sino solamente una herramienta. Muchos propietarios de Startups se ciegan frente a la “magia” que brinda la tecnología a su emprendimiento y olvidan que el factor humano debe estar por detrás y por delante del negocio, porque este no puede ser reemplazado por una máquina.

Los principales factores que influyen en el fracaso de las Startups no están en las buenas ideas de sus fundadores, sino en la falta de planificación acerca de su futuro. La frase que nadie debiera olvidar, incluso cuando su emprendimiento responde al cumplimiento de un sueño largamente anhelado, es que “negocios son negocios”.

Más sobre E-Business

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X