Aprender jugando: la pedagogía teatral en el aula

La motivación de nuestros alumnos es un factor decisor en su proceso de aprendizaje. A continuación, presentamos una innovadora metodología que combina la enseñanza con lo lúdico.

Desarrollar al máximo las capacidades comunicativas de los estudiantes es lejos una de las metas más importantes que propone el Ministerio de Educación. Si bien es un objetivo transversal a todas las asignaturas, pareciera que Lenguaje e Idiomas se llevan la mayor parte de la responsabilidad. Puede ser que esto suceda, porque no se conocen variadas estrategias que nos ayuden a fomentar las capacidades discursivas y de comunicación de nuestros alumnos.

En este sentido, la pedagogía teatral se convierte en una herramienta potente en el desarrollo de dichas habilidades al servicio de todos los subsectores. A continuación presentamos algunos aspectos que la caracterizan de acuerdo a lo que afirman algunos autores:

Pedagogía teatral

Foto: El Mercurio

1. Es una metodología activa: permite a los alumnos ser creadores de su propio aprendizaje más que receptores de información o contenidos nuevos a través del juego.

2. Promueve la vocación humana sobre la artística, porque no está en la búsqueda de futuros actores, sino en personas que comprendan cómo se desenvuelve la realidad humana en una variedad de situaciones lúdicas.

3. Respeta el desarrollo natural de los estudiantes: las actividades y tareas se adecúan a las necesidades y capacidades de los estudiantes de acuerdo a su edad.

4. Valora el proceso de aprendizaje sobre el resultado final.

¿Por qué son importantes las actividades lúdicas?

Jugar no es un lujo, sino una necesidad. Es tan importante para nuestra salud mental como dormir el tiempo necesario, alimentarse bien y hacer ejercicio. El juego nos alivia del estrés y nos conecta con otros y con el mundo que nos rodea. A pesar de todos estos beneficios, pareciera que hay un momento entre la niñez y adultez en que dejamos de jugar para ocuparnos de nuestras responsabilidades. Como muchas veces vemos, a penas nuestros adolescentes tienen un minuto libre, se sientan frente al computador o frente al televisor y se olvidan de generar ideas propias.

El método

En educación, incorporar la pedagogía teatral es un método seguro para el aprendizaje. Esto, porque estimula la imaginación, la resolución de problemas y aumenta la curiosidad, lo que conlleva al descubrimiento y creatividad. Cuando el estudiante tiene entre 15 a 18 años, el juego le sirve de soporte para experimentar nuevos modelos de identificación personal. A través de la pedagogía teatral, generalmente buscará representar su inconformismo con el sistema que lo rodea. Así disfrutará poner en escena conceptos abstractos como el amor, el abandono, la traición, el consumismo, la violencia, la libertad y la droga.

Más sobre Educación Secundaria

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X