Estrategias de marketing educativo: ¿Qué métodos debo seguir?

Se está instalando como un recurso de gran valor el marketing formativo.

Guía de: Emprendimiento

El sector de la formación tiene un papel cada vez más relevante en la red y resulta conveniente que las instituciones, centros y empresas que se dedican a ello tengan capacidad para captar alumnos con una mayor precisión. En este sentido se está instalando como un recurso de gran valor el marketing formativo, a través del cual poco a poco se atrae a más personas que engrosarán los cursos y permitirán a cada uno de los negocios alcanzar resultados más estables. ¿Pero qué se debe tener en cuenta para plantear este tipo de estrategia de marketing?

marketing educativo

 

Reforzar la comunicación

Uno de los grandes errores que se producen en el sector del marketing es que un centro educativo utilice la comunicación solo para dar a conocer su oferta. En realidad, es mucho más importante que comparta con sus posibles clientes otros aspectos igual de relevantes. Es el caso del valor añadido del curso, los factores diferenciales del mismo o si existe algún rasgo muy característico que ayude a sentir más interés por la propuesta. Por ejemplo, puede ser una ventaja disponer de un entorno educativo que incorpore actividades divertidas, tal y como hace Mundoprimaria con juegos de fútbol, para desarrollar el aprendizaje de sus alumnos.

En este paso la entidad responsable de la campaña tiene que ser consciente de la importancia que tiene contarle al mundo el proyecto que se está dando a conocer, dado que la sociedad ahora está ansiosa de información y valora mucho tenerla antes de realizar un gasto económico.

Buscar al alumno adecuado

Otro de los problemas de las entidades que apuestan por el marketing formativo se encuentra en no dirigir su campaña al target específico que necesitan. Se piensa erróneamente que es más importante sumar matriculaciones a destajo que hacerlas de una manera más justificada. Esto puede acarrear problemas a largo plazo, dado que si se matriculan alumnos que en realidad no están interesados en la materia es posible que aumente el índice de abandono, lo que no resultará positivo para el centro.

En lugar de ello hay que enfocar la campaña de marketing a un público segmentado, a un tipo de persona que esté representado en el análisis del alumnado que más le interese captar al negocio. Esto llevará a que las opiniones que se viertan por parte de los alumnos sean buenas y que no haya de qué preocuparse cuando el feedback de estos estudiantes pase a formar una parte activa de la campaña de marketing.

Más sobre Emprendimiento

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X