A 15 años de la trágica muerte del cantante cordobés Rodrigo: Su historia y canciones

Sus canciones bailables conquistaron a todo un país. Un repaso por su carrera y su música.

Guía de: Espectáculo Argentino

muerte-rodrigo

Eran fines de los ’90 y un vendaval cordobés invadió Argentina: Rodrigo Bueno, “El Potro”, se convirtió en el cantante del momento. Nadie pudo resistirse a ese cuarteto que obligaba a mover las caderas hasta al más negado. Música pegadiza, letras que calaban en lo popular, una mirada singular y un carisma y energía únicos. Rodrigo logró aquello que tanto cuesta a muchos cantantes del interior del país: tener Buenos Aires rendido a sus pies.

Córdoba estaba en su ADN y sabía decirlo de buena forma en sus canciones, como en “Soy cordobés”. “De la ciudad de las mujeres más lindas, del fernet, de la birra, madrugadas sin par. Soy cordobés y ando sin documentos porque llevo el acento de córdoba capital.

 

Pero su lista de hits también incluyó temas como “Qué ironía”, “Fue lo mejor del amor”, “Ocho cuarenta”, “Cómo olvidarla”, “Por lo que yo te quiero” y “Y voló, voló”, entre tantos otro.

 

Himnos populares donde también tuvo lugar el homenaje que le hizo a Diego Maradona, con el tema “La mano de Dios”, de una acertada y sentida letra que el propio futbolista acogió orgulloso. “En un potrero forjó una zurda inmortal, con experiencia sedienta ambición de llegar. De cebollita soñaba jugar un Mundial y consagrarse en Primera, tal vez jugando pudiera a su familia ayudar…

 

Rodrigo consiguíó el record de llenar trece estadios Luna Park consecutivos en 2000. Su frenético éxito lo hizo llegar a dar 49 conciertos en nueve días, una cifra que resulta inexplicable, pero que respondía a un poder de convocatoria inusitado. A fines de aquel año planeaba retirarse. Pero el 24 de junio de 2000 a la madrugada, un fatal accidente truncó su destino.

Luego de dar un recital, Rodrigo, de 27 años, iba en una camioneta por la autopista Buenos Aires – La Plata junto a su hijo Ramiro, la madre del pequeño, Fernando Olmedo (hijo del humorista Alberto Olmedo), un músico y un locutor. Rodrigo, que iba manejando, rozó a otra camioneta y todo terminó en un accidente que puso fin a la vida del cantante y de Olmedo.

Rodrigo se unió así al trágico Club de los 27, falleciendo, además, en la misma fecha que Carlos Gardel. Su legado, sin embargo, quedó inmortalizado con su música.

Más sobre Espectáculo Argentino

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X