Colonizar Marte el 2023 con un reality show, ¿una locura?

Sea interpretada como una locura o como una espectacular maniobra publicitaria, el concepto de fondo es válido, la publicidad haría un aporte extraordinario a la exploración espacial.

Hace solo unos días, la noticia de iniciar la colonización de Marte en un plazo de 11 años sorprendió a los medios, ello, como resultado de las innovadoras características de la propuesta y de quienes la representan.

Colonia en Marte

Foto: Mars One

Simulación de la colonia en el Planeta Marte propuesta por Mars One.

Hablamos de un esfuerzo privado impulsado por una empresa holandesa llamada Mars One, fundada y dirigida por el empresario e investigador holandés Bas Lansdorp, quien cuenta además con el apoyo del también holandés y Premio Nobel de Física Gerard ‘t Hooft y de un personaje polémico, el co creador de Big Brother (Reality Show Gran Hermano) Paul Römer. Este último es quien ha despertado las suspicacias de algunos periodistas, por considerar que todo podría ser solo una estrategia publicitaria para promocionar un nuevo reality show.

Sin embargo, precisamente el proyecto Mars One planea financiar una colonia en Marte, desde el año 2023, por medio de la producción de un reality similar al exitoso Big Brother. El proyecto sería “el evento mediático de la historia”, según sus creadores.

Los pasos de la Misión

El esfuerzo colonizador, considera enviar al planeta Marte un satélite de comunicaciones en 2016 y posteriormente, un vehículo de reconocimiento automatizado para analizar el terreno y definir los requerimientos de infraestructura para la supervivencia de los futuros colonos. Posteriormente, en septiembre de 2022, partirán cuatro astronautas hacia una base permanente en Marte.

A partir de 2023, tras siete meses de viaje, los astronautas establecerían la primera colonia humana en la superficie del Planeta Rojo. Este primer equipo, sería complementado cada dos años, puesto que los tiempos de viaje están condicionados por las órbitas planetarias, por dos nuevos astronautas, quienes se integrarían a una aventura sin retorno.

Qué tan valida es la propuesta

Hace ya varias décadas, innumerables iniciativas encaminadas a la colonización del planeta Marte, se han dado a conocer en forma pública por las agencias espaciales (NASA, ESA, Roscosmos) y también han sido impulsadas por organismos no gubernamentales, como el Consorsio MarsDrive o la reconocida Mars Society, liderada por Robert Zubrin, a quien conocí personalmente en el marco de su visita a Chile en 2010.

Colonia en Marte

Foto: Mars One

Imagen de promoción del proyecto Mars One.

Cada una de estas propuestas, han encontrado un permanente apoyo, pero también un buen número de dificultades y detractores. Siendo principalmente la cuestión económica y la decisión política, las que han retrasado la gigantesca empresa de llevar a un ser humano a la superficie marciana.

Pero hay algo en lo que todos coinciden, es importantísimo emprender el viaje. Personajes como Zubrin y un buen número de científicos, señalan que las capacidades tecnológicas para tal desafío ya están disponibles, y aquellas que aun no hayan sido desarrolladas se implementarán rápidamente en medio de los preparativos. De hecho, muchos están convencidos que si no fuera por el desarrollo de los transbordadores espaciales, la construcción de la Estación Espacial Internacional  y la cancelación del programa Apolo, ya estaríamos en Marte.

Es dudoso que un emprendimiento privado como Mars One, pueda cumplir en un plazo tan breve su programa colonizador, pero no es imposible. Eventos recientes como el acoplamiento de una nave espacial de carga (nave Dragón), desarrollada en tiempo record por la empresa privada Space X, o los desarrollos para el turismo espacial emprendidos por Virgin Galactic, demuestran que el emprendimiento privado, acompañado de medios suficientes y un equipo innovador, son capaces de llevar adelante grandes desafíos a costos razonables.

Es más, el desarrollo de un nuevo motor espacial denominado VASIMR por la empresa Ad Astra Rocket podría llevarnos a Marte en solo 39 días.

Si sumamos a lo anterior, el poder de convocatoria de los medios, los grandes recursos que se manejan en el entorno publicitario internacional y el potencial interés generado por un reality show espacial, el proyecto tendría grandes posibilidades de éxito. Pero ciertamente, solo si la iniciativa es real y seria.

Más sobre Exploración Espacial

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X