Misión multimillonaria: ¿Curiosity estaría perdiendo el tiempo en Marte?

Curiosity debería explorar una montaña con evidencias de un enorme lago marciano, pero ahora, ello está en duda. El vehículo de la NASA estaría explorando en el lugar equivocado.

El Monte Sharp, una gran montaña en el planeta Marte, de unos 5.500 metros de altitud, es considerada por los científicos un reducto que conservaría evidencias de un enorme lago marciano, y por tanto, un objetivo vital de estudio por parte del vehículo explorador Curiosity, actualmente operativo en la superficie del planeta rojo.

Curiosity Marte

Foto: NASA/JPL-Caltech/MSSS

Monte Sharp al interior del cráter Gale. Imagen obtenida por el rover Curiosity.

Un nuevo estudio, considera posible la formación montañosa como resultado de la erosión ocasionada por la atmósfera polvorienta del planeta. Si aquello es correcto, la investigación del Curiosity sufriría un gran golpe en sus expectativas.

Los científicos a cargo del vehículo y el diseño de la misión, esperaban que el Monte Sharp conservara evidencias de la existencia pasada de una gran masa de agua. Pero si ello no es así, como sugiere el nuevo estudio, se verían afectadas directamente las investigaciones encaminados a dilucidar la potencial habitabilidad en el pasado de Marte, objetivo prioritario del costoso vehículo desarrollado por la NASA.

El estudio que complica a la NASA

Investigadores de la Universidad de Princeton y el Instituto de Tecnología de California, indican que el Monte Sharp muy probablemente surgió como resultado de fuertes vientos que concentraron allí el polvo y arena procedentes de los 96 kilómetros de ancho del cráter en el que se encuentra el montículo.

A su juicio, el aire que probablemente se levanta del enorme cráter Gale, cuando se calienta la superficie marciana durante el día, luego barre hacia abajo sus escarpadas paredes en la noche. Desembocando en el centro del cráter, donde el polvo fino trasladado por el aire se habría acumulado para eventualmente formar el monte.

Curiosity Marte

Foto: NASA/JPL-Caltech/ESA/DLR/FU Berlin/MSSS

Dinámica de los vientos en el cráter Gale.

Esta dinámica contradice la teoría predominante de que el Monte Sharp se formó por capas de sedimentos del lecho de un lago y podría indicar que el montículo contiene menos evidencia de un pasado clima marciano parecido al de la Tierra, tal y como la mayoría de los científicos esperaban.

Decisión errónea

La evidencia de que el cráter Gale contuvo un lago, determinó el lugar de aterrizaje del rover Curiosity. El explorador aterrizó cerca del monte al interior del cráter en agosto de 2012, con el propósito fundamental de descubrir evidencias de un entorno habitable.

Pero el monte Sharp probablemente nunca estuvo bajo el agua, aunque una masa de agua pudo haber existido en el foso alrededor de la base del monte, ha señalado el co-autor del estudio, Kevin Lewis, becario de investigación de la Universidad de Princeton y participante en el programa Curiosity. En su opinión, la tarea de determinar si Marte pudo albergar condiciones para el sustento de la vida, podría ser mejor dirigida a otras partes.

En pocas palabras, de lo anterior se desprende que el rover (una misión cuyo costo bordea los 2500 millones de dólares) debería haber descendido en un punto más adecuado que el ahora famoso cráter Gale, donde hasta cierto punto estaría perdiendo el tiempo.

Más sobre Exploración Espacial

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X