Prueban el primer trasbordador espacial privado

Avanza el desarrollo de un transbordador espacial comercial, destinado a devolver a Estados Unidos la independencia en el envío de astronautas al espacio, desde suelo norteamericano.

El primer transbordador espacial desarrollado por una compañía privada, ya esta tomando forma y es sometido a diversas pruebas por la NASA.

trasbordador espacial privado

Foto: NASA/Tom Tschida

Prototipo del Dream Chaser de SNC, siendo transportado a través del lecho del lago seco Rogers en la Base Aérea Edwards, California, en el Centro de Investigación de Vuelo Dryden de la NASA.

El denominado Space Systems Dream Chaser, es un desarrollo de Sierra Nevada Corporation’s (SNC), empresa cuyo proyecto fue seleccionado por la agencia espacial norteamericana para formar parte del Commercial Crew Program (CCP), Una iniciativa que facilita el desarrollo de empresas privadas con capacidades para la construcción de naves espaciales y cohetes que pueden ser lanzados desde territorio de los Estados Unidos, y que pueden lograr el acceso de astronautas de modo seguro, fiable y rentable, desde y hacia la Estación Espacial Internacional y la órbita baja de la Tierra.

El nuevo transbordador espacial

El vehículo espacial de SNC, representa una nueva oportunidad al concepto de transbordador espacial, dado que está capacitado para ser lanzado al espacio por un cohete y retornar a la tierra como un avión, aterrizando al igual que lo hacían los ya retirados transbordadores de la NASA. Sin embargo, cuenta con una notable serie de modificaciones estructurales y de procedimientos de lanzamiento, por ejemplo, es una nave que va colocada no al lado de un cohete, sino que en la punta de este, permitiendo el desarrollo efectivo de mecanismos de evacuación en caso de colapso del cohete portador.

trasbordador espacial privado

Foto: SpaceDev

SpaceDev Dream Chaser con Hybrid Booster suborbital.

El sistema espacial Dream Chaser, se basa en el Horizontal Lander HL-20, un diseño conceptual resultado de años de análisis y pruebas en túneles de viento, desarrolladas en Langley entre los años 1980 y 1990.

Langley y SNC se unieron hace seis años para actualizar el diseño del HL-20, desarrollando entonces el vehículo orbital tripulado Dream Chaser. SNC por su parte, ha trabajado arduamente en refinar el diseño de naves espaciales, probando nuevos modelos en túneles de viento. En tanto,  los investigadores de Langley, han desarrollado un simulador de cabina en las instalaciones del SNC en Louisville, Colorado.

Dream Chaser actualmente ha llegado al Centro de Investigación de Vuelo Dryden de la NASA en Edwards, California, para comenzar las pruebas de sus sistemas de aterrizaje y de vuelo. Dichas pruebas son parte de los hitos pre-negociados y que consideran pagos por desempeño en el marco del CCP.

Los test  realizados en Dryden, incluyen pruebas de vuelo libre del Dream Chaser, estos permitirán examinar las cargas con  las que se encontrará la nave durante el vuelo, poniendo a prueba también su aerodinámica y su comportamiento en los aterrizajes.

En paralelo, en la costa este, varios astronautas de la NASA estarán en el Centro de Investigación Langley en Hampton, Virginia, volando simulaciones del Dream Chaser. Ellos evaluarán procedimientos de aterrizaje, así como el comportamiento y manejo de la nave en vuelo subsónico. El examen mide qué tan bien la nave se desempeñaría en diferentes condiciones atmosféricas y evalúa además, su orientación y el funcionamiento de la navegación.

La nueva generación de naves espaciales

A juicio de los especialistas de la NASA, asociaciones público-privadas únicas como la que existe entre la NASA y la Corporación Sierra Nevada, son la base para crear una industria capaz de construir la próxima generación de cohetes y naves espaciales.

trasbordador espacial privado

Foto: SNC

Recreación artística del Dream Chaser lanzado por un cohete Atlas V.

William Gerstenmaier, administrador asociado de la NASA para la exploración humana y operaciones en Washington, ha señalado que, “Los centros de la NASA en todo el país, allanaron el camino para 50 años de vuelos espaciales tripulados, y estamos trabajando activamente con nuestros socios para poner a prueba los innovadores sistemas espaciales comerciales que continuarán garantizando el liderazgo estadounidense en la exploración y el descubrimiento.”

NASA se asoció con SNC, Space Exploration Technologies (SpaceX) y The Boeing Company, para cumplir con los objetivos del CCP. Los avances realizados por estas empresas, en virtud de los acuerdos de financiamiento, en última instancia tienen la intención de aumentar la disponibilidad de servicios de vuelos espaciales tripulados comerciales para las empresas gubernamentales y comerciales.

Mientras que la NASA trabaja con socios de la industria estadounidense  para desarrollar las capacidades de los vuelos espaciales comerciales, la agencia también está desarrollando la nave espacial Orion y el Sistema de Lanzamiento Espacial (SLS), una cápsula tripulada y un cohete de carga pesada para proporcionar una nueva capacidad en la exploración espacial humana. SLS y Orion pretenden expandir la presencia humana más allá de la órbita baja de la Tierra y permitir nuevas misiones de exploración del Sistema Solar.

Más sobre Exploración Espacial

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X