Vida en Marte: Pistas para descifrar una gran incógnita

Tras hallazgos recientes, los científicos sostienen que el planeta Marte presentó condiciones favorables para el desarrollo de primitivas formas de vida en el pasado.

Marte ha cautivado la atención humana desde tiempos inmemoriales. Sea por su característica y emblemática coloración rojiza, por las fabulosas historias que se han construido a su alero o por su cercanía y relativa semejanza con el planeta Tierra, lo verdaderamente importante es que actualmente este planeta es el escenario propicio para emprender una búsqueda prioritaria de la ciencia. Hoy, estamos empecinados en descubrir si la vida puede surgir y prosperar en otros puntos del Universo y particularmente, en nuestros vecinos cercanos.

Si la respuesta fuera afirmativa, independiente de lo microscópico y primitivo de las potenciales formas de vida marciana, ello trasformaría brutalmente nuestra percepción del fenómeno de la vida (las probabilidades de otros mundos habitados se dispararían), sobre todo cuando hemos encontrado un numero abrumador de Exoplanetas (planetas que giran en torno a estrellas distintas del Sol), estimándose que nuestra galaxia tendría unos 100.000 millones ellos.

No es de extrañar entonces, el extraordinario esfuerzo emprendido por las principales agencias espaciales para estudiar en detalle este pequeño mundo, esfuerzo cuyos principales éxitos se manifiestan en la implementación de una verdadera flota de ingenio espaciales, principalmente estadounidenses, que han estudiado y estudian en la actualidad, desde la orbita y la superficie marciana, cada detalle de este mundo.

En la última década, nuestra visión del planeta rojo ha sido transformada por las más recientes sondas espaciales marcianas.

Condiciones para la vida

Hoy tenemos claro que Marte tenia en el pasado condiciones para el desarrollo de formas de vida primitiva, es más, la vida en la Tierra temprana, se desarrolló bajo condiciones extremas parecidas a las de Marte. Evidencia reciente, muestra que Marte poseía agua líquida en grandes cantidades, una atmósfera más densa y temperaturas mucho más favorables. Incluso, hemos descubierto que algunas áreas inhóspitas de la Tierra, semejantes a las marcianas, presentan vida y hemos encontrado bacterias que sobreviven en una atmósfera fina o pobre y condiciones muy extremas.

Dos vehículos extraordinarios

Vida Marte

Foto: NASA

Concepto artístico de un vehículo explorador de Marte.

En 2004, la agencia espacial estadounidense NASA, envió dos vehículos exploradores robots o Mars Exploration Rover, con el objetivo de desentrañar parte de la historia geológica del Marte. Estos vehículos, denominados Spirit y Opportunity, fueron diseñados inicialmente para una misión tres meses. Sin embargo, tras descender exitosamente en la superficie marciana en enero de 2005, las sondas sobrevivieron a las hostiles condiciones planetarias durante un periodo muy superior. Spirit dejó de funcionar en marzo de 2010, Opportunity aún se encuentra operativo.

Ambos exploradores, capturaron miles de imágenes presentando sorprendentes hallazgos. Descubrieron rocas marcianas que evidenciaban el flujo de agua salada en las diversas áreas analizadas. Esto, condujo a la NASA, al emprendimiento de una nueva misión complementaria.

Phoenix nos sorprende aun más

Lanzada el 4 de agosto de 2007, Phoenix Mars Lander,  una nueva sonda espacial construida por la NASA, descendió en Marte el 25 de mayo de 2008 y permaneciendo activa hasta el 10 de noviembre de ese año. Fue un esfuerzo conjunto de los Estados Unidos, Canadá, Suiza, Dinamarca y Alemania.

Vida Marte

Foto: NASA

Excavación de la superficie de Marte por el brazo robót de Phoenix.

Phoenix llegó a una zona cercana al Polo Norte marciano, desplegando una batería de instrumentos, entre los cuales, poseía un brazo robot que le permitió examinar el subsuelo. Phoenix no podía desplazarse sobre la superficie como Spirit y Opportunity.

La información adquirida e imágenes y datos obtenidos por la sonda exponen lo que a juicio de los analistas, parecen ser gotas de agua líquida que salpicaron la estructura de Phoenix durante el aterrizaje. La sonda encontró rápidamente hielo al realizar una excavación, comprobándose posteriormente que este es hielo de agua. Se determinó además, que el suelo marciano en las inmediaciones de la sonda, es alcalino y semejante al suelo de la superficie cercana en los valles de la Antártica. Otros instrumentos, detectaron nieve en la atmósfera de Marte y por si esto fuera poco, los experimentos confirmaron reacciones químicas entre minerales del suelo marciano, reforzando la idea que en el pasado de Marte corría agua líquida.

Curiosity, tras las pruebas definitivas

En noviembre de 2011, la NASA envió en dirección a Marte la más sofisticada misión de investigación, el Laboratorio Científico para Marte (MSL, por sus siglas en inglés), también denominado vehículo explorador Curiosity.

Vida marte

Foto: NASA

Realizando pruebas a los instrumentos de Curiosity.

Curiosity debe aterrizar en agosto de 2012 en el cráter de Gale, donde recorrerá uno de los depósitos conocidos con mayor abundancia de arcillas y sulfatos (posibles vestigios de extintos ríos marcianos).

MSL, es tres veces más grande que el Spirit y Opportunity, con 930 kilogramos de peso. Curiosity, explorará durante unos 690 días (un año marciano), la zona más antigua del cráter. Posteriormente, la NASA puede prolongar la misión.

Un brazo robót tomará muestras y las depositará en un laboratorio químico. Sistemas de análisis determinarán la estructura y composición de los minerales. Los instrumentos a bordo, diseñados para detectar materia orgánica, tratarán de dilucidar si existió vida alguna vez en Marte, caracterizar el clima del planeta y continuar con la determinación de su geología.

Como vemos, quizás tras el arribo de este vehículo, por fin responderemos la gran incógnita.

Más sobre Exploración Espacial

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X