Inicio » Facts » Equipo

Derecho Internacional Humanitario: Las violaciones rusas y las consecuencias asociadas

Las fuerzas armadas ucranianas han denunciado prácticas que van en contra del Derecho Internacional Humanitario.

El conflicto armado provocado por la invasión rusa a Ucrania ha dejado entrever diversas acciones que atentan en contra del Derecho Internacional Humanitario (DIH), que estipula una amplia gama de aspectos que deben ser obedecidos por los estados durante los conflictos armados. La transgresión del DIH realizada por el ejército ruso ha provocado que diversos actores invoquen las facultades del derecho internacional para frenar los ataques rusos, y además, exigir sanciones tanto para Rusia como para personas responsables de delitos contra los derechos humanos. ¿Qué instancias, organismos y acuerdos rigen el DIH y qué facultades tienen?

dd-hh-ucrania-1

• Convenios de Ginebra: Son los acuerdos que regulan el Derecho Internacional Humanitario y que otorgan protección a quienes no participan en las hostilidades en un conflicto armado. Considera como sujetos de protección ante conflictos armados a civiles, militares retirados, heridos, enfermos, náufragos, personal militar naval, prisioneros de guerra y excombatientes afectados por un conflicto, entre otros.
• Cruz Roja Internacional: Fue creada para paliar las consecuencias sanitarias de las guerras. Es un organismo neutral, imparcial y universal, tiene inmunidad y se dedica a socorrer a las víctimas de conflictos armados.
• Corte Penal Internacional: Es un tribunal internacional de justicia permanente cuya misión es juzgar a personas acusadas de cometer crímenes de genocidio, guerra, agresión y lesa humanidad.
• Estatuto de Roma: Corresponde al instrumento que pretende evitar y castigar los delitos de lesa humanidad.

A partir del conflicto, las fuerzas armadas de Ucrania denunciaron a primera hora de este lunes que las tropas rusas “violan las normas del Derecho Internacional Humanitario”, destacando una serie de acciones que han sido ejecutadas por el ejército ruso y que atentan en contra de los códigos internacionales, entre las que destacan:

• Bombardeo a civiles.
• Toma de rehenes a mujeres y niños.
• Despliegue de equipos y municiones en barrios residenciales.
• Privación de luz y agua a habitantes de Irpín (norte).
• Destrucción de hospitales.

“Rusia nunca realizó una declaración formal de guerra, por lo que desde el inicio hay una vulneración y violación del derecho internacional en lo que se refiere a los estándares o regulaciones que se aplican a las regulaciones de guerra. Por tanto, de ahí en adelante, la ofensiva rusa sobre territorio ucraniano carecen de observación internacional, por lo que no se rigen por las normas establecidas por las Naciones Unidas y el derecho humanitario”, explica Guillermo Holzmann, analista internacional y magíster en ciencia política de la Universidad de Chile.

El informe del 28 de febrero de 2022 realizado por la Oficina de Naciones Unidas para la Coordinación de Asuntos Humanitarios (OCHA) contiene las siguientes cifras sobre el conflicto:

• “Hay una necesidad desesperada de alimentos, agua y refugio para complementar las capacidades de respuesta desbordadas a nivel local. La Agencia de la ONU para los Refugiados (ACNUR) estima que más de medio millón de personas han huido a los países vecinos; más de 100.000 personas han sido desplazadas dentro del país en medio de temperaturas invernales bajo cero”.
• “OCHA confirmó al menos 406 víctimas civiles, entre ellas 102 muertos, y se teme que las cifras reales sean mucho más elevadas”.
• “En la mañana del 28 de febrero, más de 300.000 personas en algunas zonas de Ucrania estaban sin electricidad, mientras que más de 11.600 personas ya no tienen acceso al suministro de gas en las provincias de Chernihivska (norte), Kharkivska (noreste), Kyivska (norte), Rivnenska, Sumska (norte), Zaporizka (sureste) y Zhytomyrska (norte)”.

Holzmann agrega que “es sumamente importante que se faciliten las condiciones para que observadores internacionales puedan ingresar a territorio ucraniano para obtener pruebas que acrediten el cumplimiento efectivo del alto al fuego en los corredores humanitarios. Rusia tiene especial interés en proyectar una imagen ante la comunidad internacional de respeto por los códigos de guerra. Sin embargo, la evidencia presentada hasta el momento muestra lo contrario”.

Por su parte, Paulina Astroza, doctora en ciencias políticas de la Universidad de Lovaina y académica de la Universidad de Concepción, explica que “existe una paradoja entre la carta de las Naciones Unidas, que prohíbe el uso y amenaza del uso de la fuerza en las relaciones internacionales, obligue a los estados a solucionar los conflictos de manera pacífica, y por otro lado, el Derecho Internacional Humanitario, que establece las reglas de las guerras”.

dd-hh-ucrania-2

Astroza agrega que “en Ucrania se están atacando objetivos civiles, se está matando gente inocente que intenta escapar del país. El régimen de Vladimir Putin está cometiendo crímenes internacionales, los que han sido fuertemente condenados por Unicef, el Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el Alto Comisariado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Cruz Roja Internacional, Amnistía Internacional y Human Rights Watch”.

Finalmente, la académica nombra las posibles sanciones a las que se podría ver enfrentado el estado de Rusia y el propio Vladimir Putin luego de que termine el conflicto: “Rusia no participa en la Corte Penal Internacional, mientras que Ucrania, pese a no participar, tiene una declaración. De cumplirse una serie de requerimientos y condiciones, Putin podría enfrentar la creación de un tribunal especial por parte del Consejo de Seguridad de las Naciones Unidas. En tanto, Rusia como Estado podría recibir sanciones económicas, pecuniarias, en donde el estado invasor debe reparar los daños, indemnización de perjuicios, rendir honores, pedir perdón y una serie de infracciones que determina el derecho internacional”.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios