Inicio » Facts » Equipo

Estafas telefónicas desde la cárcel: ¿Cómo es el control de celulares en estos recintos?

Lanzamientos desde el exterior y el uso de drones son algunas de las formas de ingreso de estos dispositivos, utilizados después para delinquir desde adentro.

Tras la viralización en redes sociales de un video grabado al interior de una cárcel en Puerto Montt, en el que se muestra la forma en que dos internos realizan un engaño telefónico, haciéndose pasar por funcionarios bancarios (uno de ellos simula ser ejecutivo de Coopeuch), se abrió un debate ante el control de teléfonos móviles al interior de los recintos penales.

Desde Gendarmería de Chile señalan que permanentemente se están desarrollando procedimientos de registro y allanamiento para incautar los diversos elementos prohibidos que se puedan encontrar en poder de la población penal, entre los que se cuentan los equipos telefónicos.

Según explican desde la institución, los celulares son principalmente ingresados mediante lanzamientos desde el exterior de los recintos penitenciarios y también a través de las visitas. Incluso, aseguran que el uso de drones también ha sido un mecanismo para ingresar elementos prohibidos a las cárceles.

En lo que va del 2023, Gendarmería de Chile ha incautado 15.602 celulares a nivel nacional.

De acuerdo con información compartida por el Senado en mayo del presente año -con datos aportados por Gendarmería- el año 2020 se incautaron cerca de 18 mil teléfonos móviles. El año 2021 alrededor de 29 mil y el 2022 cerca de 31 mil.

estafas-telefonicas-carcel-1

Las cifras del Centro de Análisis Criminal de la PDI dan cuenta que, entre enero y junio de este año, se recibieron 9.652 denuncias por estafas telefónicas. Este dato representa un incremento del 12,5% respecto al mismo período del 2022. Del total de estafas registradas en la primera mitad del año, al menos 3 mil se concentraron en la Región Metropolitana.

“En ese sentido, cobra especial relevancia la ley que sanciona penalmente la tenencia de teléfonos al interior de los recintos penitenciarios y que se encuentra lista para su promulgación, puesto que en la actualidad estos equipos, si bien son considerados elementos prohibidos, solamente implican una falta administrativa para quienes son sorprendidos con estos en su poder”, expresan desde Gendarmería de Chile.

El Dirigente Nacional de la Asociación Nacional de Funcionarios Penitenciarios (ANFUP), Felipe Rodríguez, indica que las encomiendas, los implementos laborales, e incluso, los abogados, son otros métodos a través de los cuales los internos ingresan aparatos telefónicos a los recintos penitenciarios.

Además, el funcionario destaca que es Gendarmería de Chile quien tiene el deber de controlar el ingreso de estos aparatos telefónicos, por medio de registros y allanamientos.

El control al interior de las cárceles y los delitos de estafa

Rodríguez explica que existe una falta de control de los dispositivos móviles, argumentando que en las Unidades Penales del país no existen medios tecnológicos para lograr incautar el ingreso de teléfonos celulares, debido a que los funcionarios de Gendarmería deben hacerlo manualmente para no vulnerar los derechos de las personas que ingresan a los recintos en el registro corporal.

Por otra parte, el experto afirma que las Unidades Penales no cuentan con los patios cerrados, por lo que los lanzamientos desde el exterior son constantes y vulneran la seguridad de los establecimientos.

“Los internos utilizan los teléfonos celulares para delinquir haciendo estafas y extorsionando a los familiares de los internos, además se utilizan para planificar los lanzamientos y las fugas de los recintos penales. (…) El responsable es el Estado de Chile, que no entrega los medios tecnológicos a Gendarmería de Chile para lograr evitar el ingreso de teléfonos celulares al interior del penal”, agrega el Dirigente Nacional de la ANFUP.

En relación a las estafas telefónicas que se hacen por parte de personas privadas de libertad, Gendarmería de Chile trabaja de manera colaborativa con el Ministerio Público y las policías para identificar a quienes cometen estos ilícitos.

Y destacan desde la institución que esta acción, además, se ve reforzada a través de los equipos especializados de Inteligencia Penitenciaria y de Investigación Criminal, quienes levantan, analizan y procesan información relevante, a modo de desbaratar a estos grupos delictuales.

“De todos modos, la recomendación a la comunidad es a desconfiar siempre de este tipo de llamados sospechosos y ponerse en contacto con las instituciones respectivas, para verificar la autenticidad de dichos contactos”, añaden desde Gendarmería de Chile.

Más sobre Facts

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios