Amaya Forch habla por primera vez del quiebre con Amaro: “Me enamoré hasta las patas”

La actriz habló sobre su separación con el periodista de TVN.

Guía de: Farándula

A principios de este año se supo sobre el quiebre matrimonial entre el periodista Amaro Gómez Pablos y la actriz y cantante Amaya Forch. Mucho se habló de las supuestas razones, entre ellas la infidelidad, e incluso fueron comentario obligado en todos los programas de farándula.

Amaya nunca habló, hasta ayer, donde en el late de Álvaro Escobar contó cómo ha vivido su separación, sin ahondar en tanto detalle: “Ahora estoy en proceso todavía. No soy una persona que me hago muchas preguntas, trato de vivir la realidad, porque ya soy suficientemente soñadora, vivo mucho en la ilusión, y entonces, trato, en general, de aterrizar hacia la realidad que se va viviendo día a día”.

amaya forch

La actriz además contó cómo comenzó su matrimonio con el periodista de TVN: “Me enamoré hasta las patas. Me bauticé para casarme. Después supe que uno puede casarse sin bautizarse. Pero uno tiene que hacerlo. Cuando amo, amo. ¡Ese sí que es titular! Cuando uno se enamora, se enamora rápido. O sea, cuando es amor de verdad no hay dudas. Yo siempre cuando me enamoro, me enamoro de verdad. El amor si no es de verdad, a concho y con tutti, no vale la pena. No muchas veces, pero me había enamorado antes. Sí, con él sí, quería hacer familia. Por supuesto. Uno lo sabe, uno lo siente”.

Esta es la primera vez que Amaya Forch hablaba sobre el episodio que la ha tenido en la palestra todo este año, aun así aseguró que “ese es un tema que no voy a entrar, porque tiene que ver con mis hijos y es más familiar nuestro. Todo lo que hago y haré en la vida es darle el chupete a mis hijos. Eso ha sido mi vida estos nueve años y va a ser siempre. Yo no voy a hacer nada ni voy a hablar de ellos, porque son sus procesos, mis procesos, nuestros procesos familiares y así ya estamos pasándonos para el otro lado”.

Sin embargo, y como ella misma reconoce, todo en la vida tiene un principio y un final, lo que Forch ha sabido asumir con el paso de los meses y también tras procesar el quiebre matrimonial.

Continúa la vida 

“Pasa como todas las cosas que se terminan en la vida. Hay muchas felicidades y amores, hay muchas historias y muchas situaciones que se viven intensamente y llegan a un fin y se continúa la vida. No creo que la vida sea de una sola forma, vamos no evolucionando, porque no es que una cosa sea mejor que la otra, sino que se van abriendo nuevos caminos (…) Uno tiene que aceptarla como viene, seguir adelante y tener la tranquilidad y la paciencia para aceptarla”, confesó.

Es en línea con lo anterior que la actriz reconoce estar hoy todavía en proceso de aceptar lo que le ha pasado en los últimos meses.

“Son procesos que todos vamos aprendiendo. Tenemos tanto estímulo y tanta presión social por cumplir ciertos roles, por generar ciertas cosas, por ser parte de ciertos grupos, que al final hay tanta presión externa e interna, que uno tampoco puede estar pensando qué es lo que me pasó, o lo que me está pasando”, dijo.

Finalmente, destacó el que al final de cuentas todos, por más duros que podamos ser ante la vida terminamos cayendo igual en cliches, sentimentalismos, lo que para Forch ha sido uno de sus mayores aprendizajes.

“Siempre me he creído la chora de las pampas, mucho más rebelde, siempre tiene la actitud de pensar ‘yo no soy así’, pero al final a todos nos pasa lo mismo. Así es que el cliché que te mando ahora es: ‘piano-piano, día a día se va viviendo y solucionando los problemas’”, señaló.

Más sobre Farándula

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X