Inicio » Farándula » Equipo

Carolina de Moras: Renuncia marcada por bullying

Con todo lo que pasó en el matinal, más de alguien destapó champaña al enterarse de su despedida. Y no precisamente para lamentarlo.

Como en la política, la televisión es sin llorar. Pero eso nunca pudo aprenderlo Carolina de Moras: esta semana renunció como conductora del “Buenos días a todos”. Con todo lo que pasó en el matinal, más de alguien destapó champaña al conocer la noticia. Y no precisamente para lamentar su salida.

Carolina de Moras

Foto: El Mercurio

Carolina de Moras estuvo un poco más de un año al mando del matinal de TVN.

La historia de su renuncia partió el mismo día que llegó al programa mañanero. Reemplazó a Katherine Salosny por dos semanas en junio de 2010 y de inmediato en los medios, fuentes “calificadas” filtraban lo contentos que estaban en TVN por su afinidad con el fallecido Felipe Camiroaga.

Su evaluación era “tan buena”, que le llevó cuatro meses reemplazar de manera definitiva a Salosny, supuestamente para refrescar la pantalla y competir con Tonka Tomicic cuando ésta llegara al matinal de Canal 13 (Bienvenidos).

Pero mientras su meteórica carrera alcanzaba la cima, no pasó mucho tiempo para que de nuevo fuentes bien informadas empezaran a culparla por la partida de Salosny. Se prefirió sacrificarla a ella para proteger a Camiroaga. La estrategia  no resultó y ambos resultaron damnificados.

Y luego vinieron las críticas por su desempeño.

A la presión desde dentro y fuera del canal público, De Moras contribuyó con reiterados tropiezos en pantalla (una vez habló de fractura en los labios o saludó a la audiencia con un “Bienvenidos”… nombre del programa enemigo).

La competencia celebraba. Nunca TVN había dado tanto material para comentarlo en los espacios de farándula (y con tanto rating).

Y cuando las críticas habían menguado, ocurrió otra filtración sin su autorización. Se supo que su padre, tras una larga enfermedad, había muerto de cáncer. Se quiso resaltar que había soportado estoica este drama mientras el mundo televisivo la destrozaba por no estar a la altura de su antecesora. Con esa intimidad expuesta en los medios, ¿acaso alguien puede rendir al 100 por ciento?

Y a  este bullying televisivo, se le sumó la tragedia de Juan Fernández. Carolina de Moras perdió a cinco compañeros de trabajo, incluido la persona que la había apoyado para convertirse en la animadora del “Buenos días…”.

Con todo esto, su partida era la crónica de una renuncia anunciada. ¿Que habrá o no habrá hecho Carolina para terminar tan magullada? En un último arrojo de dignidad, decidió presentar su renuncia. Pero ni siquiera alcanzó a contarle a su equipo… antes lo supieron los portales web, donde se contaba con lujo de detalles los pormenores de su decisión. Nuevamente ella, culpable. ¿Pero quién asume la responsabilidad por su llegada al matinal? En circunstancias como éstas, el patriarca de “Los 80”, Juan Herrera, diría “no me ayude tanto, compadre”.

Más sobre Farándula

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X