Kaminski desclasifica feroz tongo con el que engañó al público en transmisión en vivo

El periodista era parte del extinto programa "Mira quien habla". Allí, inventó una noticia con Marlen Olivarí y Roberto Dueñas.

Guía de: Farándula

No cabe duda que en la farándula hay algunos famosos que se unen con el fin de crear algún “tongo” y así acaparar portadas y la atención de los medios. Lo raro es encontrar a un periodista que los invente con el fin de no recibir un reto por parte de su editor.

Eso le sucedió al ex movilero de farándula Francisco Kaminski, quien tras años de guardar un secreto, no aguantó más y decidió revelar un episodio bastante particular.

El lugar que escogió para hacer esta confesión fue el programa web de Enzo Corsi, donde contó qué “¿Te acordai que yo trabajaba en un programa de farándula’, en Mira Quién Habla. Hacía los móviles y todo. Y un día, me dice el editor periodístico ‘ya, ¿qué tení pa hoy día?’. Y no tenía nada ¡Nada! Y de ahí, compadre, salgo. ‘Sí, si tengo algo’. ‘¿Qué tení?’”.

kaminski-1

Kaminski confesó además que ante la desesperación no tuvo remordimiento en mentirle a su jefe, y asegurarle que sí tenía una noticia. ” ‘¿Sabí lo que tengo?’ Le digo ‘siéntate’. Me conseguí la dirección, porque en ese tiempo estaba la Marlen Olivari con Roberto Dueñas peleados a mango y ocupando todas las páginas. Le digo ‘me conseguí la dirección de Marlen Olivari. Voy a hacer un móvil desde su casa’. Bueno, me compra altiro y me dice ‘abrimos contigo’. Y yo me subo al móvil y el chofer me dice ‘¿pa donde vamos, hueón?’. ‘Vamos a la casa de la Marlen Olivari’, yo dije. ‘¿Pa dónde?’. ‘Pa allá, pa Las Condes’. Yo cachaba que la Marlen Olivari no vivía abajo. Dije ‘debe vivir pa Las Condes’. Y le decía al chofer, ‘es que no me acuerdo muy bien, es que había venido’. Fue como en Escrivá de Balaguer. Y llego a la esquina y le digo ‘¡esta es, esta es!’”, contó.

Pero como esta mentira no se sostenía por sí sola, el ex reportero necesitó de cómplices, fue así como le reveló este secreto al operador del móvil y al camarógrafo. “Y vamos tocando el timbre, compadre, diciendo ‘¡Marlen!, ¡Marlen!’. Y yo entrevistando para alargar, porque nos estaba yendo bien. Sigue, sigue, sigue. Me fui a tocar el timbre de la vecina. ‘¿Usted ha escuchado pelear a la Marlen con Roberto Dueñas?’. Y la vieja no entendía de quién le estábamos hablando. Y yo le sacaba el micrófono para que no dijera que no. ‘Ya, y vamos a conversar con otra señora’, porque uno siempre es rápido”, confesó.

Según Kaminski, el momento más cómico fue cuando la verdadera dueña de la casa se convirtió en una especie de cómplice del reportero, quien cree que en ese momento esta mujer estaba viendo el programa. “Yo dije ‘¡Marlen!, ¡Marlen! Si no quieres salir, sácanos una toalla blanca por la ventana (silencio en la grabación)… Yo le pedía, le decía, ‘si estás bien con Roberto, danos la mano’. Y la señora hacía así con la mano ¡Eso no lo supo nadie!”, contó el periodista entre risas.

Más sobre Farándula

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X