Kenita Larraín responde con duro “revés” a Marcelo Ríos: “Si yo le diera lo mismo no me tendría tanta rabia”

La rubia estuvo respondiendo a los dichos de su ex marido.

Guía de: Farándula

Fue el tema de la semana, que sin duda no dejó indiferente a nadie. Y es que las declaraciones de Marcelo “Chino” Ríos, en el recién estrenado programa “El Cubo”, llamaron profundamente la atención, entre otras cosas por recordar a su ex mujer, María Eugenia Larraín.
chino kenita

Recordemos que en aquella entrevista, el ex tenista repasó a la rubia, asegurando que el haberse casado con ella fue “la estupidez más grande que hice en mi vida” y que su actual señora, Paula Pavic es “cien mil veces más inteligente, 100 mil veces más bonita, 100 mil veces más señora, 100 mil veces más mamá”, que Kenita.

Muchos esperaban qué diría la rubia sobre su ex marido, con el cual duró tan sólo cinco meses casada. Fue así como Kenita estuvo de invitada en “Primer Plano”, donde respondió a cada dicho de su ex amor.
kenita

“Mi filosofía de vida es no tener expectativas y no esperar nada, ni de él ni de nadie. Un desapego. Esto pasó hace mucho tiempo, así es que para mí Marcelo Ríos es como la prehistoria en cuanto a lo que vivimos juntos. Ya lo solté hace rato, toda la parte dolorosa que tuvimos. Tengo una vida totalmente distinta. Fui mamá hace poquito, estoy casada”, reflexionó la rubia.

“Era un amor más infantil. El me ofreció matrimonio a los meses, pero eso poco importa. En ese momento estábamos los dos de acuerdo y nadie nos puso una pistola en la cabeza. Lo sentíamos en el minuto”, agregando que “en ese minuto no fuimos irresponsables ni nada. Tampoco es que lo decidiéramos un día y nos casáramos al otro. Que ustedes como prensa no se enteraran, es otra cosa. Fue privado”.

“Marcelo es prehistoria para mí. Sané todo eso. Lo solté. Ahora, si me preguntan ‘¿hubieses esperado que dijera otra cosa?’. Ojalá. Porque como me casé y tuve guagüita hace poco, ojalá hubiese dicho ‘me da lata hablar de ella’, o ‘no estoy ni ahí’, su frase típica. Porque igual dijo ‘no quiero hablar’, y habló más que nunca. De toda la entrevista, los títulos eran conmigo, la mala onda hacia mí”, expresó María Eugenia.

“Las personas piensan que el gran quiebre fue a partir del accidente que tuve en Costa Rica. En el aeropuerto no di ninguna declaración. Después él llegó, me hizo trizas con muchas cosas que faltaban a la verdad, como que no hubo accidente, que era la peor mujer del mundo. Pasó una semana y cuando vio que no había declarado nada, él nuevamente da una declaración en Mega y dice ‘sí, es verdad, ella tuvo el accidente, yo mismo le ayudé a curar las heridas, fui insensible en ese momento’”, recordó sobre aquel triste episodio en donde llegó al aeropuerto de Santiago en silla de ruedas en medio de gran expectación de la prensa.
KENITA LARRAIN

“Después de eso tratamos de retomar la relación. Entonces, el gran quiebre no es en ese momento, sino que nosotros… La verdad es que me llamaba por lo menos los seis meses que siguieron después de eso. Llamadas telefónica, me iba a espiar a los desfiles, yo me fui a Argentina con una amiga, allá llegó. Sí tratamos de retomar la relación, pero estaba ultra quebrada, obviamente”, aseguró Kenita.

“Después de los seis meses, de un día para otro pasó del amor al odio. Y hasta el día de hoy habla con mucha rabia, con mucha mala onda, dolor. Me imagino que no ha liberado eso”.

Para terminar su relato, Kenita fue categórica en asegurar que “si yo le diera lo mismo no me tendría tanta rabia. Me tiene una rabia terrible. Le cambia la cara. Yo no digo que el está enamorado de mí. Digo que no ha soltado el tema, ni el dolor, ni el resentimiento, que no ha superado”.

Más sobre Farándula

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X