Inicio » Farándula » Equipo

Villanos de la farándula: El decálogo de los más malos

Jaime Coloma es uno los últimos en querer sumarse a este selecto club en su calidad de jurado de Fiebre de Baile. Pero aún le falta mucho. Aquí, algunos consejos para convertirse en un malo-malo, un villano.

Para ser reconocido en televisión y lograr sumar ceros a la cuenta corriente, es imprescindible inventarse un personaje.

Así es como se pueden distinguir a los locos (Felipe Avello, Eduardo Bonvallet, Lolo Peña); infieles (Pablo Schilling, Claudio Valdivia, Lolo Peña); tóxicos (Valentina Roth, Kike Acuña, Lolo Peña); rompe-corazones (Kenita Larraín,  Cecilia Bolocco, Lolo Peña) y cuenteros (Mauricio Israel, Luciano Marocchino y… Lolo Peña).

En esta lista también destaca la categoría de los villanos, esos personajes que dictan implacables juicios, provocando odio y enemistad hacia los famosillos que entran y salen del circuito farandulero.

Villanos TV

Foto: El Mercurio

Mauricio Israel supo cómo enfrentar apuros económicos tirando cheques.

El último que busca integrarse a este selecto grupo es Jaime Coloma. En su calidad de juez de Fiebre de Baile, este licenciado en Estética de la UC no ha parado de ningunear a los participantes del programa.

No titubeó para señalar a Pamela Díaz ante su escaso talento y por “estar pesada” para bailar. De paso, cuestionó que “La Fiera” se vanaglorie por no haber terminado el colegio, ya que igual le ha ido bien en la vida (que para ella es que la paguen mucho por hacer poco en TV).

Pero, ¿es suficiente esto para que Jaime Coloma se convierta en un villano memorable? Claramente, no. Para graduarse en el arte del despellejamiento televisivo, Coloma debe ir más allá. Cruzar la línea. La elegancia para desarmar a los demás estilo Lafourcade no sirve en este negocio. Su maldad debe sostenerse en el tiempo, con intervenciones más abyectas que las anteriores.

Aquí, le damos algunos tips para transformarse en un villano de verdad:

Destapa una infidelidad: Raquel Argandoña se ganó el odio de la mitad + 1 cuando le enrostró a Vivi Kreutzberger que su esposo la había abandonado por su prima hermana. Vivi lloró en cámara y Argandoña demostró que era mucho más que una mujer capaz de pelearse a balazos con su ex marido. Anótalo para cuando te ataquen en cámara.

Encalilla a los amigos: No es muy elegante, pero estar en TV y mantener el status, sale caro. Mauricio Israel supo cómo enfrentar apuros económicos tirando cheques como Jesucristo repartía pescados o pidiendo prestado para programas que nunca se hicieron. Pero por favor, que sea la última opción, porque si te pillan… hasta en el Medio Oriente te van a ir a buscar.

Revela fotos íntimas: Como parte de la farándula, siempre te llegará información clasificada. Dependerá de ti, Jaimito, cómo usarla. Pamela Díaz citó a una conferencia de prensa para mostrar fotos de Alejandra Álvarez usando ropa íntima de cuero en un hotel de Buenos Aires. Nadie le borraba la cara de risa a “La Fiera”, tampoco nadie le pudo borrar la querella que vino después. ¿Pero a quién le están pagando una millonada ahora por no saber bailar?

Villanos farándula

Foto: El Mercurio

Julio César Rodríguez ha sido el paladín de las causas nobles.

Defiende una causa: Quizás algún día tengas un late en el cable, que pocos verán, pero desde donde puedes disparar a la bandada. Ser el antihéroe de las causas sociales. Aprende de Julio César Rodríguez, defensor de la educación universitaria gratuita y todas las injusticias de los poderes fácticos. Total nadie te reprochará por gastarte tu primeras lucas de verdad en un Audi o un Jaguar último modelo. Tampoco te quedarás sin pega. A Patricia Maldonado se la pelean en la tele tras años de cantarle el cumpleaños feliz a Pinochet.

Nunca te arrepientas: Antes de que Pamela Jiles tratara de “tonta” a Carolina de Moras, la echaron de SQP por responder a un ataque de Raquel Argandoña, quien insinuó que le faltaba plata. “Creo que a la que le falta plata es a ti para mantener a tu amante, que cada cierto tiempo viaja e Italia para intimar con su verdadera esposa. Cuando un hombre ha probado mis sábanas no se va a otras, ¿puedes decir lo mismo tú Raquel?”, señaló sin mover un músculo de su cara la periodista con pasado guerrillero. Por ser frontal y nunca arrepentirse, hoy Jiles está sin pantalla, pero todos la respetan por su consecuencia (¿o no?).

No admitas un error: En TV puede pasar de todo, como el caso de Eva Gómez, de hacer llorar al aire a una madre tras revelar, mediante un test de ADN, que un niño fue concebido producto de una violación. Defiéndete señalando que a tu programa lo critican para favorecer a la competencia, que todo lo hiciste por el bienestar de una familia, que sólo entregas un servicio público, etc. Pero nunca, nunca admitas que fue un error. De seguro eso puede ayudar a que llegues a la animación del Festival de Viña.

No descartes aletazos: Por último, cuando se te acaben los argumentos, no dudes en arremangarte la camisa. Recuerda que a Anita Alvarado y a Pamela Díaz tras mechonear y arañar a sus rivales, las invitaron a programas a contar los detalles del round (y con doble paga).

Asegura cobertura mediática: Antes de realizar cualquier actividad que tenga el más mínimo impacto, preocúpate de informar a los medios para asegurarte la cobertura. Así mantendrás vigencia y, lo más importante, cámara.

Echa a correr un rumor: Hay que hacerlo de modo tal que no se sepa cuál es el origen. Igual, hay que ser villano, pero nunca tanto, ¿no?

Muéstrate implacable: Así como la ha venido haciendo Coloma para graduarse de Villano, otros maestros (as) en este arte ya han dado cátedra antes, como Patricia Maldonado o la misma Pamela Jiles, sin piedad, sin remordimientos.

Más sobre Farándula

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X